domingo, 26 de febrero de 2012

"Cien hombres y mujeres de Misiones que hicieron historia". Sigue nuestra Galería:


Siguiendo con nuestra obra “Cien hombres y mujeres de Misiones que hicieron historia”, proseguimos en la fecha con cuatro ilustres a los cuales nos referimos. Ellos son: Juana Bautista Gutierrez de Yabebyry, Victoria vda de Rios. De Ayolas, Tomas Valenzuela de Santa María y Esther Gutiérrez de Yabebyry igualmente. La obra publicaremos en los próximos meses una vez completada la galería:

51-       Juana Bautista Gutiérrez. Yabebyry. Fue junto a Dolores Eugenia Gutiérrez y Ana Francisca Gutiérrez las primeras educadoras del distrito. Componentes de una familia arraigada en la comunidad, fueron quienes cooperaron con el Mayor de Caballería Segundo Muñoz, ilustre No. 44 cuando la ciudad no era más que un mojón de viviendas desparramadas en forma desorganizada alrededor de la plaza principal del distrito. Son los verdaderos impulsores de la educación pública en Yabebyry. Quienes formaban parte del primer batallón de lucha contra la ignorancia, ignominia y miseria. Quienes enseñaron el camino de las primeras letras de miles de niños, quienes luego reconstruyeron la comunidad y pudieron vencer el aislamiento. Motivos suficientes para incluirlas a cada una en un sitial de nuestra galería.

52-       Victoriana Balbuena vda. de Ríos. Coratei. Ayolas. “La abuela misionera que vivió el Centenario y el Bicentenario de la República del Paraguay”. Las circunstancias históricas hicieron que nuestra generación viviera el Bicentenario del país. Ese pasaje de nuestra historia hizo que renaciera el sentimiento nacionalista y una muestra fue la obra “Doscientos ilustres misioneros del Bicentenario del Paraguay”.

El Centenario del país, dejó escasos vestigios. De hecho, las sucesivas guerras civiles de aquel tiempo hicieron imposible la realización de festejos, tal como las circunstancias lo ameritaban. Sin embargo, en Misiones existieron hombres y mujeres que al menos con su existencia pudieron vivir esos días históricos; es decir, el 14 de mayo de 1911 y el 14 de mayo de 2011 respectivamente.

Una de ellas es nuestra ilustre de referencia. Es que el 4 de agosto de 2010 festejaba un siglo de existencia y a la fecha del Bicentenario, ampliamente ya superaba ese lapso de tiempo vivido.

La localidad de Corateî, veraniego sitio con sus hermosas playas fueron testigos de los festejos, reproducidos por varios medios de Asunción que se hicieron eco de tan importante acontecimiento.

Es así que la publicación del periódico “Crónica” explica que Victorina Balbuena viuda de Ríos festejó con toda la parentela y amigos sus floridos 100 años. Aclara que nació en San Ignacio Guazú la ilustre y que tuvo en total once hijos, centenarios de nietos y bisnietos.

En su juventud se trasladó para vivir en Galeano Cue, histórico paraje ubicado en la jurisdicción de Yabebyry Misiones acompañando a si marido quien falleció en las faenas del campo corneado por un toro. Al momento de festejar su cumpleaños tenía ochenta años residiendo en Corateí.   Fuente: Diario Crónica. 08/08/2011.

53-       TOMAS VALENZUELA. Santa María. Ex combatiente de la Guerra del Chaco. Junto a su hermano de EULOGIO VALENZUELA, ambos partieron al frente de batalla y volvieron a sus pagos. Eulogio Valenzuela, murió quince años después de culminada la contienda bélica, a raíz de una herida recibida en la Batalla de Ballivián. Según el aporte del Lic. Pedro Sergio Villordo Valenzuela, nuestro ilustre fue uno de los tantos hijos de esa comarca jesuítica que al escuchar los clarines de la guerra se alistaron al ejército para defenderlo en los infernales cañadones chaqueños.
Igualmente en la persona de nuestro ilustre, recordamos a los soldados Patricio Maidana Valenzuela, héroe de la batalla de Ballivián, Villa Monte y el Carmen. Sigue la lista con Librado Zarza, Cristóbal Zarza, Florencio Guerrero (el temible Piezero de grupo de combate), José Sánchez, Ceberlion Mancuello, Secundino Escalante héroe de Pitiantuta, Pinchi Bravo, José Herebia combatió en Nanawa.
La patria convocaba y en aquel tiempo se compartían otros códigos sociales. Es así, que el adolescente Ternet Gutiérrez con tan solo catorce años de edad en 1934, dos años después de iniciadas las operaciones partía rumbo al Chaco, para acompañar a un hermano, también movilizado y fallecido en acción. Culmina la lista con Guillermo Rotela y el músico de nombre Juan y apodado “Turú”, quienes también combatieron en el Chaco.
“Muchos Santamarienses entregaron sus vidas en esa contienda y hoy son olvidados por los mismos compueblanos, no existiendo ni una sola calle que inmortalice estos nombres”, concluye nuestra fuente.

54-       Esther Gutiérrez. Yabebyry. “La gran educadora post guerra del Chaco”. La historia de cada pueblo nos enseña a sus héroes civiles. Hombres y mujeres condenados al olvido por la historia oficial, pero que sin embargo, varias generaciones los recuerda con un respeto admirable en las humildes viviendas de las verdes praderas del Paraguay profundo.
Una de ellas es nuestra ilustre de referencia. La misma, culminada la Guerra del Chaco, la sociedad yabebyryense recibía con agrado, la graduación de la primera maestra normal, “Señorita Esther Gutiérrez”.
Como era lógico suponer, la misma ocupó el cargo de Directora y la primera promoción en la historia de la comunidad se tuvo en 1947, mientras el país se debatía en una sangrienta guerra civil.
            Ese mismo año, se desdobló la Dirección, nombrándose otra directora en el turno opuesto. Se trataba de la Señora Juana Ester Iseren de Allende.
            La directora Esther Gutiérrez realizó las gestiones para construir un nuevo local escolar, recibiendo la suma de 149.000 guaraníes para la construcción  del nuevo local escolar. Posteriormente se inspeccionó la obra a medio terminar y el entonces Ministro de Educación y Culto Dr. José Benjamín Gorostiaga, ordenó inmediatamente la terminación desembolsándose la suma necesaria para el efecto.
La inauguración se realizó siete años después. Es decir, en el año 1954 cuando se inauguraba como primer mandatario de la República, el Gral. Alfredo Stroessner, quien fuera el último dictador que tuvo el Paraguay. En aquel tiempo, se erigía el establecimiento pedagógico en el primero de su estilo, inaugurado en todo el departamento de Ñeembucú, zona al que pertenecía Yabebyry.    
            Los materiales para la construcción para el local escolar se trajeron de la ciudad de Asunción y se transportó en barco hasta el puerto Pajin de la compañía Estero Bellaco que geográficamente pertenecen a Ayolas, pero sus pobladores están más identificados con Yabebyry.
            Extraño caso, que también ocurre con la compañía Costa Yabebyry que está a menos de mil metros del centro de Yabebyry pero que políticamente depende de Ayolas. Lo mismo sucede con otros poblados como Asentamiento Misiones Poty, Potrero Machete entre otros.
             Aquellos materiales, desde el citado puerto los materiales fueron acercados en carreta por los colaboradores Joaquín Arrechea, Juan Allende y Edelmiro Gutiérrez, dependiendo la escuela de un Centro Educativo apostado en Pilar. En la época no existía camino y los maestros se trasladaban a caballo hasta Pilar para entregar los documentos de la escuela y cobrar sus haberes.
            Después que la profesora Ester Gutiérrez de Sampiropholos ascendió como supervisora, asumió la Dirección Porfiria Martínez de Tarunni, quien se jubiló en la institución y falleció en octubre de 2008 con gran pesar de la comunidad.
            El punto de partida iniciado por nuestra ilustre, lo prosiguieron tantos otros varones y mujeres citados igualmente en la presente sección.


Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!

Ahí está. Altiva. Presente. Desafiante. Radiante. Hermosa. Pública. De todos y para todos. La Facultad de Derecho de la Universidad N...