lunes, 28 de febrero de 2011

San Ignacio Campeón Internacional en Torneo de Chile. Siguen los exitos de los chicos de la Sub 16. Gran recibimiento ésta noche.

La selección Sub 16 de la Liga Ignaciana de Deportes se coronó campeón en el Torneo Internacional realizado en el municipio de Colina Chile. El equipo que ganó el derecho a disputar dicho certamen que aglutinó a sus pares campeones nacionales de Uruguay, Chile y Argentina culminó hace unos días y ésta noche se realizará el gran recibimiento en la Plaza San Roque González de Santa Cruz, oportunidad que la Municipalidad local les declarará "hijos dilectos" a los adolescentes de dicha categoría. En la ocasión, nos invitaron a dar algunas palabras y gustosos aceptamos la invitación de manera a demostrar a los jóvenes la alegría que nos embarga por tan importante logro. San Ignacio representando al Paraguay se corona campeón internacional Sub 16.

Circunscripción Judicial de Misiones lanzó festejos por el Bicentenario. La justicia se une a la gran fiesta nacional.

                Se realizó en la fecha el lanzamiento oficial de los Festejos del Bicentenario de la Circunscripción Judicial de Misiones. El evento se llevó a cabo en la Sala de Juicios orales de la Circunscripción Judicial de Misiones y contó con la participación de importantes exponentes del segmento judicial. Magistrados, ciudadanos, funcionarios del Poder Judicial, miembros de la prensa, atentamente escucharon las palabras de la Presidenta de la Circunscripción Judicial de Misiones, Dra. Miriam Felisa Alegre Jara y luego observaron el material de lanzamiento del Bicentenario preparado por la Secretaría Nacional de Cultura.
                Igualmente se presentó a la Comisión del Bicentenario de la Circunscripción Judicial de Misiones, cuya coordinadora general es la Abog. Miryam Felisa Alegre Jara, el secretario el Abog. Delfi Darío Martínez Aranda y los miembros: Abog. Blas Lorenzo Barrios, Lic. Enma Valenzuela de Arnold, Abog. Fabio Osmar Duarte López, Abog. Camilo Cantero, Lic. Mabel Samudio Rios, Lic. Walter Javier Lezcano, Lic. Miriam Romero de Rodríguez y el Abog. Ivan González Gavilán.
                El programa del Bicentenario de la Circunscripción Judicial de Misiones tiene previsto una serie de actividades entre las que se destacan la realización de un documental audiovisual desde el inicio de la Circunscripción Judicial de Misiones donde se incluyan imágenes, fotografías y lugares históricos del departamento de Misiones. Igualmente la organización de actividades culturales en la Semana del Bicentenario. Inclusión de contenidos alegóricos al Bicentenario de la Independencia Nacional en la edición número 4 de la Revista “Mision Es Justicia” , con artículos referentes a la historia y al aporte de la Justicia a la comunidad.
                La colocación de un “Mural del Bicentenario” en el Acceso principal del Palacio de Justicia de San Juan Bautista, conteniendo el resumen de actividades en conmemoración del Bicentenario llevadas adelante a nivel nacional y departamental, como también la realización de un Seminario “La vida independiente de la nación paraguaya”, en coordinación con la cátedra Historia Diplomática del Paraguay de las facultades de Derecho del departamento de Misiones son otras de las actividades a ser encaradas.
                El cronograma igualmente prevé la construcción de un mural de piedra del logotipo del Bicentenario en el área externo del Palacio de Justicia y la entrega de cincuenta kits con el Logotipo del Bicentenario a una institución educativa de escasos recursos, como muestra del compromiso social del Poder Judicial dentro del proyecto “Educando en Justicia”.
                La actividad de la fecha culminó con un momento artístico con Jhon William, el heredero del requinto misionero, quien con su maestro, padre  e impulsor William Pérez deleitó a los asistentes con la ejecución de tres composiciones con el requinto. Brillante manera de dar inicio a los Festejos del Bicentenario en la Circunscripción Judicial de Misiones.

8- Saturnino Ferreira Pérez. Nanino. Un ilustre ignaciano que formó parte de la historia moderna de la patria!.

8-            Saturnino Ferreira Pérez. San Ignacio Misiones. Nació en Coronel Bogado el 21 de junio de 1919. Estudió en nuestra ciudad. Contador público nacional en 1942. Brillante intelectual. Líder político. Perseguido por sus ideas. Resistido por cierto sector de la oligarquía pueblerina por su pensamiento siempre innovador. Confinado. Exitoso dirigente deportivo. Lideró la Liga Ignaciana de Deportes en aquel entonces Federación Deportiva Misionera bi campeona nacional de interligas y bi campeona de la Copa San Isidro de Curuguay. Publicó varias obras de carácter histórico preferentemente. Gran parte del rescate histórico de San Ignacio se debe a su pluma. Formador de jóvenes interesados en la historia. Su larga actividad pública hizo que fuera, empleado de comercio, funcionario del Banco Agrícola, docente. Afiliado al Partido Colorado el 19 de Junio de 1937. Oficial de consulado en 1947, jefe del servicio de inteligencia durante la guerra civil del 47. Presidente de la Seccional Colorada de San Ignacio, presidente de la Junta Municipal de ésta ciudad durante varios años. La larga actividad pública de “Nanino” tal como se lo conocía también incluyó el Ministerio de Industria y Comercio, el Crédito Agrícola de Habilitación, el Banco Central del Paraguay, la Intendencia General de Guerra. Presidió la Junta Vila de San Ignacio y estuvo en la construcción de la Ruta IV Gral. Díaz entre San Ignacio y Paso de Patria Ñeembucú.
Saturnino Ferreira Pérez es el intelectual más brillante que dio el Siglo XX San Ignacio a la patria.

7- Luís Alberto Riart. El único misionero que llegó a la Presidencia de la República.

Luis Alberto Riart.
7-            Luis Alberto Riart Vera (Villa Florida, 21 de julio de 1880Asunción, 1 de octubre de 1953). El único misionero que hasta la fecha llegó a la Presidencia de la República. Fue un abogado y sociólogo paraguayo. Presidente del Paraguay desde el 17 de marzo de 1924 al 15 de agosto de 1924.
Según wikipedia, existen contradicciones acerca del día y el lugar de nacimiento de Luis Alberto Riart; pero sin embargo la Municipalidad de Villa Florida Misiones la cuestión es clara: nació en dicha comarca misionera y forma parte de su Paseo de los Ilustres. Osvaldo Kallsen afirma que nació en Villa Florida el 21 de julio de 1880. Sus padres fueron el señor Gerónimo Riart (catalán) y la señora Gregoria Vera y Aragón (llevaba específicamente el mismo apellido de la madre de don Eduardo Shaerer).
La vida lo vio crecer en su niñez a orillas del río Tebicuary disfrutando de la suave brisa del caudal hídrico que divide nuestro departamento con Paraguarí y Caazapá. Ahí transcurre su infancia e ingresa a la Escuela Primaria. La secundaria y sus estudios universitarios los realizó en la capital, donde también obtiene su título de doctor en Derecho y Ciencias Sociales. Estuvo casado con Adela Bello. Muere en Asunción el 1 de octubre de 1953.

Su Gobierno: Ante la renuncia de Eligio Ayala se hace cargo de la gestión administrativa del Estado el 17 de marzo de 1924, donde le tocó gobernar hasta el 15 de agosto, sólo duró cuatro meses y veintinueve días. Esto lo hizo para presentarse como candidato efectivo. Tuvo como colaboradores a: Belisario Rivarola, como ministro del Interior; Rogelio Ibarra, en Relaciones Exteriores; Lisandro Díaz de León, en Justicia, Culto e Instrucción Pública; Eliseo Da Rosa, en Hacienda y el coronel Manlio Schenoni Lugo en Guerra y Marina. En materia educativa llenó cátedras vacantes con la ayuda de la profesora encarnacena Clementina Irrazábal y el teniente primero Juan Manuel Garay.

Docente: en mayo de 1924 el gobierno reconoce en nuestro país a varios docentes egresados de la Escuela Normal de Barrero Grande y se asimila a la categoría de profesor al distinguido pedagogo cordillerano don Pedro Aguilera. Se incorpora, a la Escuela de Comercios, carreras como la consular, la de traductor público y la de perito calígrafo, luego de prorrogarse la vigencia del plan de estudios de dicha institución.

Entre 1906 y 1916 se desempeñó como presidente del Instituto Paraguayo. En 1913 participó de la fundación de la Unión Patriótica, nucleación propiciada por la referida entidad y cuya titularidad ejerce juntamente con don Emilio Aceval. Estuvo al frente del Instituto de Alta Cultura Paraguayo- Argentino.

Obras: fue Ministro de Hacienda, dos veces Ministro del Interior, Ministro de Guerra y Marina y Canciller. Asume como Presidente Provisional de la República desde el 17 de marzo hasta el 15 de agosto de 1924. Siendo Canciller le tocó firmar en 1935 el protocolo de paz Riart – Elio, por el cual finalizaron las disputas de límites con Bolivia. En 1913 fue integrante de la Comisión de Códigos; en 1916 fue ministro del Interior de Manuel Franco con José P. Montero, por desacuerdos que tuvo con Montero, renunció el 25 de agosto de 1919. El 12 de abril de 1923 fue designado ministro de Hacienda en el gabinete provisional de Eligio Ayala. En 1924 fue Interino de Guerra y Marina. En 1931 cumplió las mismas funciones en la fugaz gestión de González Navero, hasta enero de 1932. José P. Guggiari lo designa director de Economía.

Entre 1935 y 1936 fue ministro de Relaciones Exteriores de Eusebio Ayala, habiendo sido antes, el 12 de junio de 1935, firmante del histórico protocolo (Riart- Elío) de paz con Bolivia. El 21 de julio de 1938 suscribe con la delegación paraguaya el tratado de paz, amistad y límites con el mismo país. En 1939 asume la vicepresidencia de la república el 15 de agosto, durante el mandato inicial del General Estigarribia.
Por todos estos antecedentes y por ser hasta la fecha el único misionero que llegó al cargo más importante de la República, ocupa nuestra galería de los ilustres de Misiones.

domingo, 27 de febrero de 2011

Capitán Justiniano Rodas Benítez, el más importante héreo ignaciano del Bicentenario. Gran participación de sus descendientes en el Foro.

Cap. Justiniano Rodas Benitez.

A solo tres días de haberse iniciado las publicaciones de los “200 misioneros más ilustres en la historia de la patria”, la repercusión es significativa. En la fecha, descendientes del Cap. Justiniano Rodas Benítez se pusieron en contacto con nuestra página y afirmaron su grata sorpresa por incluir al citado héroe paraguayo entre los seis primeros de la lista que día tras día iremos dando a conocer. De hecho es la figura ignaciana más importante del Bicentenario, ya que es el primer afincado en San Ignacio que aparece en la lista de los 200. Esta fue la participación en la red social Facebook, relacionado a éste tema en particular:

Florencia Del Puerto Que orgullo! Forma parte de mis antepasados!

Camilo Cantero Un hombre íntegro como quien narró gran parte de su memoria: Saturnino Ferreira Pérez mediante cuyo aporte a través del libro "Testimonio de un capitán de la Guerra del 70" pudimos construir su breve biografía.

Florencia Del Puerto Asimismo, conozco el libro... Éxitos con este proyecto del Bicentenario!

Camilo Cantero Muchas gracias Flo. Mis respetos.

René Ruiz Diaz tengo entendido que formo parte (Ctan. Justiano Rodas) de los inicios de la compañia Isla Guazu, comunidad a la que parecio un monton. Ojala todos formemos parte de la inciativa y revaloricemos la rica cultura que hay en ella.

Camilo Cantero Exacto René. Incluso Saturnino Ferreira Pérez en la Pág. 33 del libro ya citado reproduce una fotografía donde muestra a Rodas Benítez con familiares en el establecimiento que poseían en esa zona. Junto a Merardo Palacios "Karai Medá" son los hombres que marcaron su paso por Isla Guazú. Como no recordar al Dr. José María Vargas también, quien eligió su Estancia Cerrito para reposar sus restos mortales en el lugar.

René Ruiz Diaz Exelente!!!! Merardo Palacios todo un personaje (segun entiendo) pues se lo clafica de todo un lider, en contrate otros los tildan de asesino... Tan apasionante lo referente a la historia, exitos en la crusada prof.

Camilo Cantero Gracias amigo. Hace diez años aproximadamente estuvo por Isla Guazú una investigadora francesa y en una charla realizada en la Biblioteca de ésta ciudad reinvidicó su figura. Algo reproduce yo en mi libro "Misiones o Alrevelandia". Un abrazo compañero.

Laura Madeleine LLano Vera Que bueno! que nos recuerden y enseñen sobre nuestros grandes heroes de nuestra comunidad! Estoy orgullosa de ser descendiente de este Gran Capitan! Estube en la presentacion del libro escrito por Saturnino Ferreira de eso hace ya muchos años! Seria bueno insentivar la lectura de este material en nuestro departamento de Misiones en el marco de los festejos por el Bi-Centenario

Camilo Cantero En eso estamos Laura Madeleine. Mañana se realiza la segunda reunión de la Comisión del Bicentenario en la Municipalidad de San Ignacio y en la oportunidad nuevamente van a participar exponentes de las Supervisiones Educativas. Consideramos estratégico el segmento educativo, de manera a incentivar a nuestros niños, púberes, adolescentes, jóvenes y adultos que "conociendo la patria chica uno conquista el mundo". Muchas gracias por su participación

Ilustres "misioneros" del Bicentenario. Sigue Paseo virtual de los 200 mas brillantes.

En la fecha incluimos dos nuevos nombres en nuestro “Paseo de los 200 misioneros ilustres del Bicentenario”. Rafael Barret y el Capitán Justiniano Rodas Benítez son los que hoy ocupan nuestro espacio y cuy aporte a la patria se desarrolla más abajo. Impresionante receptividad de nuestra investigación histórica con intenciones de reivindicar a los más ilustres hombres que incluso aún sin nacer en Misiones, éste fue su “lugar en el mundo” desde donde construyó el Paraguay. Mañana publicaremos otros dos nombres.
Galería de los “seis” ilustres del Bicentenario:
1-      José Agustín Molas. Santa María Misiones.
2-      Agustín Pío Barrios. San Juan Bautista Misiones.
3-      Juanita Pesoa. Yabebyry Misiones.
4-      Pastor Bogarín Argaña. Ypacaraí. San Juan Bta.
5-  Rafael Barret. Torrelavega España. Yabebyry.
6-        Capitán Justiniano Rodas Benítez. Paso Yobai Caazapá. San Ignacio Misiones.

Poder Judicial inicia los Festejos del Bicentenario. Circunscripción Judicial de Misiones mañana realiza la apertura oficial de los eventos.

Dr. Agustín Fernández, Lic. Rosa Palau y Margarita Duran.
Ya sea en la capital del país como en nuestro departamento de Misiones, arrancan oficialmente los eventos programados en el marco del Bicentenario de la República. Para el efecto, hemos recibido la invitación de las autoridades de la Circunscripción Judicial y estaremos por la capital departamental San Juan Bautista de las Misiones para el acto de Apertura del Año del Bicentenario de la Independencia Nacional. El evento se llevará a cabo en la sede de la Circunscripción Judicial de Misiones a las 09:00 hs. de mañana lunes.

Por su parte, en la capital del país, la Corte Suprema de Justicia integró la Comisión Bicentenario del Poder Judicial por el misionero doctor Agustín Fernández, la licenciada Rosa Palau y la historiadora Margarita Durán.

En la capital, el acto de apertura del año Bicentenario de la Independencia Nacional, tendrá lugar igualmente mañana lunes 28 de febrero en el Salón Auditorio del Palacio de Justicia ubicado en el primer piso Torre Sur, a partir de las 7:30 horas.

Según manifestó el doctor Fernández y reproducido en la página web del Poder Judicial, la Corte Suprema de Justicia declaró de interés institucional la apertura y el lanzamiento en el Poder Judicial del Año del Bicentenario de la Independencia considerando que dicha fecha es un tiempo reflexión de miradas y proyecciones a un futuro aún más desafiante. Agregó que la actividad contará con la presencia del doctor Luis María Benítez Riera, presidente de la máxima instancia judicial, quien dará el discurso inaugural. Asimismo, señaló que como acto simbólico, los funcionarios recibirán una escarapela.

Por su parte, la historiadora Margarita Durán expresó que el Bicentenario no sorprendió al Poder Judicial, porque ya se venía trabajando en vista a esta celebración años atrás, como por un programa que el Museo de la Justicia, Centro de Documentación y Archivo para la Defensa de los Derechos Humanos (M-CDyA) desarrolla hace unos años y que será llevado a cabo también en las Circunscripciones de Villarrica, Concepción y Misiones, entre otras.

Al mismo tiempo, la licenciada Rosa Palau, coordinadora del M-CDyA, declaró que las actividades serán extensivas a las circunscripciones judiciales. Entre esas actividades figuran exposiciones sobre Derechos Humanos que contarán con la participación de artistas de la región que representan a los países que en su momento formaron parte del Operativo Cóndor, la creación de espacios referentes a la justicia y el lanzamiento de libros dedicados a niños, entre otros.

En cuanto al acto de mañana en Asunción, se tiene previsto la presentación del coro de niños del Bicentenario, una exposición de muestras fotográficas de los Próceres de Mayo y la habilitación de una galería de fotos de ex presidentes de la Corte Suprema de Justicia. En nuestra Circunscripción Judicial se va iniciar con una presentación oficial del equipo de trabajo y luego se van a coordinar acciones concretas tendientes a festejar los doscientos años de la patria desde la perspectiva de la Circunscripción Judicial de Misiones.

Radio San Roque reproducirá en su página web algunos de nuestros materiales.

Con mucha satisfacción hemos recibido un mensaje del periodista Pepe Ríos, miembro del Consejo de Administración de Radio San Roque González de Santa Cruz, AM 570 por el cual nos solicitaba la venia pertinente para reproducir en la muy visitada página web de dicha emisora, algunos materiales nuestros relacionados con el Bicentenario. Lógicamente la respuesta fue positiva de nuestra parte y la decisión de los responsables de dicha emisora coincide plenamente con nuestra postura de festejar el Bicentenario del Paraguay desde nuestra perspectiva de Misiones. Muchas gracias Pepe!. Saludos a los apreciados amigos de dicha importante radioemisora de nuestra zona sur del país.

Dr. Ricardo Pavetti nos escribió.

El brillante historiador compatriota, cuya entrevista por el Diario ABC Color de la semana pasada hemos reproducido íntegramente en nuestro blog respondió a un email que anteriormente le hemos enviado en forma conjunta con Carlitos González. Ello se está dando en el marco de las tareas previas a la organización de una serie de eventos por el Bicentenario en San Ignacio Misiones. La misiva señala cuanto sigue:
Asunción, 27 de febrero de 2011

Apreciados Señores:
Recién, hace un momento, pude acceder  a los correos que me han dirigido. Les agradezco enormemente el gesto: es un aliciente magnífico el de ustedes. Es que en medio de toda esta mascarada sectaria y elitista, inficionada de interesadas influencias foráneas y por extranjeros que, sorprendentemente, deciden por nosotros en términos históricos. El peso de esa gente es formidable y están metidos en todas partes.
El 12 de agosto di una conferencia en el CRENT (Centro Regional de Educación Natalicio Talavera) de Villarica. Me negaron el certificado de haber dado dicha charla académica. Fui muy bien atendido -  debo reconocerlo- por el personal subalterno de dicha comunidad educativa, pero los directivos me hicieron el vacio. NO guardo ninguna animadversión por eso: de hecho me estan invitando de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de esa ciudad para la conmemoración del Bicentenario,  a realizarse en alguna fecha.  
De la benemérita ciudad de San Ignacio Guazú llevo hermosos recuerdos, desde los tiempos en que el P. Antonio Betancort me invitaba para dar clases de Historia del Paraguay, como parte de un hermoso proyecto de integrar a Las Misiones del Paraguay al Circuito turístico de las Reducciones del Brasil y de la Argentina. Asistían entusiastas candidatos a agentes  y promotores culturales, candidatos a constituirse en personal de Hoteles, hosterías, pensiones, restaurantes, genete que soñaba trabajar como guías turísticos, etc. Ni  el calor ni el potente frío amilanaba a esa gente, en las clases que se daban en un tinglado, anexo a la casa del entonces gobernador, el Señor Ruiz (finales de los '90), a  metros de la Casa de los jesuitas, en donde me hospedaban. La última vez que fui a ese querido San Ignacio fue en enero de 2002, para dar un recuento sobre el Paraguay colonial: una martónica clase de cinco horas.
Me hace muy FELIZ  recibir las palabras de ustedes.
Sería muy interesante encarar, paralelamente a los proyectos que impulsan ustedes, una investigación sobre el rol de los misioneros en la sustentación de esta República. Un estudio que debe abarcar a partir de 1767. Rescatar nombres de los misioneros ilustres, por ejemplo. Pienso en un colega, el Lic.  en Historia, Francisco Ferreira (actualmente cursa la carrera de Filosofía, no recuerdo si es oriundo de Santa Rosa o de San Miguel) que podría enlazar con ustedes en estos esfuerzos. . Anda por muy buen camino, es muy joven, y ya ha tenido cierto interesante protagonismo en un popular programa de TV, cuando "le puso la tapa" a una conocida "historiadora"... Creo que no se negará en ayudarles.
La Historia no es de los historiadores, es de TODOS. Es una ciencia multidisciplinar y transdisciplinar.
Acordemos un encuentro o diálogo. Me emociona la perspectiva de trabajar con ciudadanos paraguayos respetables como ustedes. Debemos quebrar la fuerza de estos grupos elitistas, estrechos y sectarios.
Al agradecerles la confianza, les saludo afectuosamente. Dr. Ricardo Pavetti.

6- Capitán Justiniano Rodas Benítez, el riflero que acompañó a Solano López desde Humaitá a Cerro Corá.

Cap. Justiniano Rodas Benítez.
6-            Capitán Justiniano Rodas Benítez. Paso Yobai, Caazapá. San Ignacio Misiones. 5 de setiembre de 1846. Capitán del Ejército paraguayo que acompañó al Mariscal Francisco Solano López hasta Cerro Corá. Los hermanos mayores de su padre: Timoteo y Pedro Rodas fueron integrantes del Ejército de la Independencia patria, según el libro de Benigno Riquelme García (Pág. 28. 40) 1973. Hijo de José María Rodas, convencional del Congreso General reunido en el Templo de la Encarnación el 25 de noviembre de 1842 donde se ratifica la Independencia del Paraguay.
                Desde 1859, a la edad de 13 años, se afincó con sus padres en San Ignacio Misiones. Hizo sus estudios en la Escuela de Enseñanza Superior, llamada también Escuela Mayor, ex Colegio Jesuítico. En 1865 integra el Batallón de Rifleros del Campamento Cerro León a las órdenes del Mariscal Francisco Solano López. A partir del 9 de Junio de 1865 se instala con López en los cuarteles de Humaitá, pasando a formar parte de su primer anillo, grado que no abandonó hasta la muerte del Mariscal López en Cerro Corá el 1 de marzo de 1870. Por haber defendido a la patria en la “diagonal de sangre”. Por formar parte del primer anillo del héroe máximo de la patria, Justiniano Rodas Benítez también ocupa un sitio en nuestra galería de “misioneros ilustres del Bicentenario”.

5- Rafael Barret el español que en Misiones vio nacer su más prolífica producción literaria.

5-            Rafael Barret. Torrelavega España. Yabebyry Misiones. Su paso por Yabebyry Misiones no puede pasar desapercibido. En la Estancia Laguna Porä donde se refugió desde el 9 de marzo de 1909 al 21 de febrero de 1910 y donde culminó su más prolífica tarea literaria no puede quedar enterrada bajo el manto de la ignominia y el desprecio. Fue el más ilustre huésped que tuvo dicho poblado y a principios de siglo, en el centenario de la República pegó el grito contra el aislamiento, la soledad y el marginamiento que hasta hoy sufre esa zona geográfica de nuestra patria. Forma parte de nuestra galería, por el emotivo significado que nos proyecta su valiente decisión de volver a la patria por Panchito López y reencontrarse aún siendo perseguido con su esposa e hijo. El sitio hoy la tradición oral lo inmortaliza como “Barret Cue”. Estuvo durante un año en la Estancia Laguna Porä, propiedad del Dr. Alejandro Audivert (1859 – 1969) concuñado de Barret, ya que estaba casado con Angelina López Maíz, hermana mayor de Francisca López Maíz, esposa de Barret y ambas sobrinas del Padre Fidel Maíz.     
            El mismo lugar que describió así: “Este sitio está preñado de recuerdos tuyos. Aquí hemos sufrido y nos hemos amado. Tu corazón ha mirado estas aves cruzar el cielo; tus pies han pisado esta hierba, te escribo junto a la ventana donde venía la “cuca” (una gata) a llamar para que le abriéramos de madrugada”.
            El amanecer de Yabebyry así lo describía: “Amanece!!!. Un suspiro de luz tiembla en el horizonte. Palidecen las estrellas resignadas. Las alas de los pájaros dormidos se estremecen y las castas flores abren su corazón perfumado, preparándose para su existencia de un día. La tierra sale poco a poco de las sombras del sueño”.
            Por su parte, la tarde yabebyryense admiraba de la siguiente manera: “Cuántas tardes dejando a mi caballo llevarme a su gusto por las soledades del campo, he saciado mis ojos en la inmensa llanura ondulada y en su río – mar donde se estremecían, hechos diamantes, ópalos y rubíes, los fantásticos tonos de un sublime ocaso”.
            El Maestro vivía “una vida al aire libre y a libre luz, en contacto íntimo y constante con una naturaleza grandiosa y delicada a la vez, que perfecciona los sentidos, robustece y aguza la memoria visual y ennoblece el alma. La cálida benignidad del clima suaviza las costumbres hacia horizontes de ensueño”.
            En Yabebyry, en Laguna Porä, Rafael Barret se encontró consigo mismo. Se encontró con “el hombre”. Ello, lo reconoce cuando señala “Aislado, el hombre se vuelve hombre verdaderamente. Ante la paz de los campos y el silencio puro de las noches, cae de nuestros rostros crispados la mueca ciudadana”.
            El 9 de marzo de 1909 Rafael Barret pisaba nuevamente territorio paraguayo. Cruzó desde Itá Ybate Corrientes Argentina a Guardia Cue hoy Panchito López en canoas que en aquel tiempo remaban seis personas y que hoy es propulsada a motor. Desafiando el Paraná ingresan en un brazo del Arroyo Yabebyry, previo paso por el Paranami. Y en aquel lluvioso día, escribía esto Barret: “Heme pues de incógnito en ésta tierra paraguaya que tanto amo. Al venir de Guardia Cue ¡que hermosura!. Había dejado de llover, la naturaleza me ofreció su magnífica bienvenida en el esplendor de las aguas y de la selva. Al llegar a la Estancia se reencontró con su cuñado José López Maíz, a la vez Jefe Político de Yabebyry Misiones en aquel tiempo.
            La primera carta que Barret envío a su mujer Panchita, desde Yabebyry, data del 9 de marzo de 1909 decía: “Mi dulce señora: estoy en la estancia, pero es un secreto que me debes guardar. Para los demás estoy en el campo, en la Argentina, cerca de Itá Ybate provincia de Corrientes, Caa Cati o un punto por el estilo”.
            Describiendo su vida y contando a su esposa Francisca López Maíz en otra siguiente carta que data del 30 de marzo del mismo año, afirmaba que era “metódica, me levanto pronto, tomo cuatro vasos de leche recién ordeñada, como galleta o queso. Me tiendo en uno de los grandes sillones negros, leo o escribo perezosamente (un artículo para “La Razón” me ha llevado una semana), almuerzo (como al mediodía), sin piedad dos o tres huevos crudos, miel con caña, locro, mandioca, más leche y pollo o una lata de sardinas; la cena, igual, tras una merienda idéntica al desayuno, vivo completamente al aire libre; duermo en el corredor, entre los mil rumores misteriosos del campo y de la noche”.
            “Arrastro mi butaca de enfermo al ancho corredor, al amparo de las madreselvas; me tiendo con delicia y procuro no pensar en nada, lo que es muy saludable. Un centenar de gallinas picotean y escarban sin cesar la tierra; los gallos padecen la misma voracidad incoercible; olvidan su profesional arrogancia y hunden el pico. Esa gente no alza la cabeza sino cuando bebe; entonces miran hacia arriba con expresión religiosa”, agregaba Barret en la descripción del lugar.    Sobre sus actividades en Laguna Porä reconocía que trabajaba solamente dos horas al día por recomendación médica. Aclara que hay leche recién ordeñada, huevos, queso y pan. Alaba a su cuñado “Pepe” tal como lo llamaba a José López Maiz. “Me cuida como un hermano, me da inyecciones de la Ricotina que me enviaron de Madrid”, indicaba.
            Barret a pesar de la situación política en que se encontraba, estaba maravillado por el lugar. Eso se desprende de lo que afirma a Peyrot. Le dice: “No tiene usted idea de lo salvaje que es esto. El paisaje imponente el agradaría mucho. Es la verdadera América, a veces aparecen tigres (yaguareté) por estos contornos”.
            Yabebyry, fue el mismo lugar donde Barret conoció a Panta, la que no tiene apellido ni hogar, con sus rarezas y locuras. La que hace el locro a los peones. La que se quema en la cocina y acudía junto al maestro para que lo curara. Y que en ese instante sublime lo hizo comprender hasta qué punto es hermana suya, hasta que punto aparece en su ser, desnuda, vacilante, la débil chispa que ocultamos nosotros bajo máscaras inútiles.
            Yabebyry Misiones es el mismo lugar donde el maestro oía las campanadas de una iglesia. Por la ubicación corresponde a la pequeña pero coqueta Iglesia de Panchito López, la compañía más cercana a la Estancia donde estaba confinado. Por la ubicación es perfectamente audible el trinar de las campanas desde el lugar. Ello ocurre hasta la actualidad. Estuvimos por el sitio. Subimos al campanario y la antigua campana que data de la época sigue en la cima del campanario que ya posee nueva construcción.
            Dicha antigua campana estaba ubicado, según el testimonio de Antonio Espinoza comerciante, 76 años, cuya vivienda se encuentra frente a la Iglesia en una torre de madera de unos quince a veinte metros de alto. Las características del lugar hace que el sonido de la misma se propague varios kilómetros. Coinciden con dicha versión, el actual encargado de la Iglesia Raúl Fretes y la pobladora Elena Alvarez, todos de Guardia Cue.
            Barret decía al respecto: “Todas las tardes oigo la campana de la iglesia del pueblo. Campanita humilde, cuerda con telarañas, iglesia pequeña y pobre, que por no tener nada ni tiene cura. Cuatro o seis mujeres siguen el mes de María por éstas tardes de sol y rezan y después de cerrar con llave la Iglesia sonora donde no hay nada que roba, regresan gravemente”.
            Pero la injusticia social de aquel tiempo y que perdura hasta la fecha, el Maestro no podía hacerlo pasar desapercibido. Ello incluso motivó un roce con Manuel Domínguez un año después. Por ello, ya en la presentación del ensayo hablábamos lo que el Maestro “Ha visto” en Yabebyry. Porque con sus artículos “Lo que he visto” y “No mintáis”, Barret reafirma la dureza de su pluma por la fuerza impuesta por quienes utilizan la razón y el espíritu crítico sobre las circunstancias de la sociedad donde vive.
            En Yabebyry, en las praderas de éste poblado orgullosamente misionero, en el mismo sitio hoy inmortalizado por los lugareños con la descriptiva “Barret Cue” llegó al cénit de su producción literaria. Terminó “El Dolor Paraguayo”, “Moralidades Actuales”, Ello se prueba con la misiva enviada a su esposa Panchita el 2 de Junio de 1909.
            En 1907 durante su primera estadía en el lugar junto a Panchita y su hijo Alex escribió “Cartas Inocentes” donde habla de acontecimientos extraordinarios como inventar genios y que transmite un espíritu alegre, lúcido, juvenil incluso. Al pie del primer capítulo lo firma con “Laguna Porä, junio de 1907”. De hecho, la obra lo llevó más de un mes, por lo tanto, desde la tercera a la quinta carta lo firma en el mismo sitio pero ya al mes siguiente.
            Todos estos acontecimientos constituyen de suma importancia dentro del paso de Rafael Barret por éste rincón misionero para incluirlo en el presente “Paseo de los 200 ilustres misioneros del Bicentenario”.
            Un suceso que no podemos hacerlo pasar desapercibido constituye indudablemente la visita que recibiera en la Estancia Laguna Porä de su esposa Francisca López Maíz y su hijo Alex, luego de su ingreso en forma clandestina a la patria.       Fue en Julio de 1909. Barret comentaba el hecho a su amigo Peyrot: “Con gran alegría le participo que tengo a mi nene conmigo y a mi querida compañera. Soy feliz, usted me comprende, verdad?”.
            Su esposa por su parte, afirmaba por aquel esperado encuentro. “Es de imaginarse mi dolor al llegar: Rafael estaba consumido, apenas le salía la voz y sus bellos ojos azules reflejaban el cansancio infinito. ¡Pero la alegría, el goce indescriptible que le embargó al comprobar que su hijo lo conocía!, al ver que Alex giraba a su alrededor alborozado pronunciando en su media lengua las palabras tan añoradas”. Una fotografía al que se pudo acceder y que data de la época, nos refleja al escritor posando frente a una planta de eucalipto. En la actualidad dichas plantas de eucalipto dan la bienvenida a los visitantes para acceder a “Barret Cue”.
            El Maestro Rafael Barret no pudo escapar a acontecimientos políticos ocurridos en la historia de la patria. La recordada “Revolución Cívico Militar de Laureles” lo tuvo como inesperado testigo. Es que la Estancia se encuentra casi a la mitad del trayecto entre Yabebyry y Laureles, específicamente para ser más descriptivos a 15 kms. al este del casco urbano de Yabebyry y 20 kms. antes de llegar a Laureles.
            “En el combate del próximo pueblo de Laureles cayeron cuarenta colorados. Su jefe, el caudillo A. Ramírez, un viejo cuyo arrojo conozco, se vino al galope sobre la guardia, él solo, con el cigarrillo en la boca y una bomba en el bolsillo. El centinela lo mató al tercer disparo. José Gil, el célebre cabecilla, aguarda a unas cuantas leguas más allá, tal vez con ametralladoras. Nuevos horrores nos amenazan, horrores muy heroicos, pero doblemente horrores, por lo salvajes y por lo inútiles”.
            Describía el paso de los alzados frente a la Estancia por donde cruza la ruta de tierra: “hace pocas noches, cruzaron cerca de la estancia donde resido las fuerzas revolucionarias paraguayas, que habían levantado el sitio de Laureles. Un grupo de jinetes se detuvo frente a mi puerta. Era el caudillo José Gill con su Estado Mayor”.
            “También asomó un comercio no incluido en la estadística: el de los animales arreados a diestra y siniestra. Las fugas al monte, las aldeas donde no quedan sino mujeres asustadas, no son novedad”          “Estamos en la guerra de montoneras metidos hasta el cuello, solos entre los bosques, donde a veces suenan tiros”.
            En el mismo escrito no pudo ignorar una persecución política del que tuvo conocimiento y que ocurrió en Yabebyry. Se trata de la circunstancia por el que atravesó Angel Brizuela. Líder comunitario no afín a las autoridades de turno de la época. Decía Barret: “Han tenido que emigrar nuevas víctimas: Angel Brizuela, que a consecuencias de chismes de un cuñado estuvo a punto de ser preso y pudo escapar; y un infeliz poblador de García, a quien el jefe impuso la fuga a Ita Ybate por no le conocían en el departamento”.
            El maestro se refería a la persecución contra el ciudadano Angel Brizuela. Pudimos hablar con su sobrino nieto, el Prof. Ignacio Brizuela, poblador actual del Barrio San Francisco de Yabebyry. El referido es el hermano de su abuelo Vicente. “La lucha de mis ascendientes por los derechos de los más humildes, les costó el destierro. El tío, tuvo que pasar a remo el Paraná que en ese tiempo tenía cinco kms. de ancho. Se escapó a la Argentina en 1909 y nunca volvió. Tenemos ramificaciones en Rosario Argentina que probablemente sean los descendientes de Angel Brizuela. Eso me contó una prima mía en Cerrito. Se llama “Mamincha”, nos comentó nuestro interlocutor.
            El Maestro seguía viviendo en Yabebyry. La comunidad rural Laguna Porä era testigo de sus andanzas. Para la escasa población de la época era el “español pirú”, según nos cuenta Edelmiro Gutiérrez, poblador del Barrio Mariscal López de Yabebyry y que cuenta en la actualidad con 84 años de edad. Nos contó que no llegó a conocer personalmente a Rafael Barret, pero sí a su hijo Alex. Con notable precisión, quizás es la última fuente humana que preserva a través de la tradición oral conocimientos que provienen de aquella época.
            Panchita López Maíz desde que llegó lo acompañó hasta el último momento en el lugar al Maestro. Ello se deduce al hecho que zarparon juntos cuando Barret decide trasladarse hasta San Bernardino. Es decir, desde julio de 1909 a febrero de 1910, pudieron hacer vida en común, con la alegría de la presencia del hijo de ambos Alex en el lugar.
            Es así, que el 21 de febrero de 1910 siguiendo el mismo trayecto por donde vino, es decir, desde Laguna Porä se trasladó a Guardia Cue, tomó la canoa paraguaya para cruzar por un brazo salir al caudaloso Paraná y cruzar al lado argentino, donde desde el puerto Ita Ybate zarpara a bordo del buque de vapor Asunción. Se alojaron en el camalote número 23.
            El Maestro le informaba a Peyrot lo siguiente: “Le escribo a bordo, en viaje a la Asunción. Voy a vivir en San Bernardino, precioso balneario próximo a la capital, con todos los recursos de una civilización que me ha faltado por completo, desde cerca de un año, en aquel imponente desierto del Paraná. Mi salud sigue muy delicada”.

            Así culminaba la presencia del Maestro Rafael Barret por Yabebyry Misiones Paraguay. Estancia Laguna Porä hoy inmortalizado por los lugareños a través de la tradición oral como “Barret Cue”. Ahí estuvo desde el 9 de marzo de 1909 hasta el 21 de febrero de 1910. Fueron exactamente 10 meses y 13 días de presencia por estos lares. La belleza de la naturaleza lo inspiró y he aquí donde tuvo su más prolífica creación literaria. La reina natura y el talento del Maestro pudieron más que la enfermedad que lo atacaba. Finalmente llegó a San Bernardino, pero queda en la retina de los yabebyryenses y misioneros en general, el paso de un gran hombre por éste olvidado espacio del territorio paraguayo.

            Y es ahí donde el presente ensayo también adquiere otra dimensión. Denunciar dicho olvido. El sitio donde se mantuvo oculto Rafael Barret se mantiene como hace cien años. Pasó un siglo y la desidia sigue igual. Ningún cartel, ningún indicador. Los niños y jóvenes de los establecimientos educativos de la zona lo ignoran completamente. Las autoridades están sencillamente en otra cosa. Solo unos cuantos románticos de siempre enarbolamos su legado, porque comprendemos cabalmente el significado del paso del hombre por ésta olvidada zona del país. Estamos en deuda con Rafael Barret, estamos en deuda con “El Dolor Paraguayo”. La vieja “Panta” sigue embriagada en su eterna y amorosa locura. El maestro le sigue restaurando las heridas. Los tigres continúan rugiendo por la noche. El cómplice Paraná baila su eterna danza elegante como invitando al Maestro a entrar y salir cuando quiera con la vieja canoa remada por seis fortachones compatriotas paraguayos. Panchita con su amor prodigioso vuelve a escuchar apenitas pero legible la voz del maestro que se apaga poco a poco. Alex sigue reviviéndolo. La tuberculosis avanza. El final se acerca. El país sigue igual.

            “Barret Cue” ahí está. Nos intima. Nos rebela. Nos demuestra la desidia. Nos indica con su presencia la deuda histórica que poseemos quienes estudiamos las lecciones de su ilustre huésped. Enarbola su belleza y con su complicidad silenciosa prosigue en su tarea de ocultar la figura del maestro entre sus matorrales. El viejo y polvoriento camino de arena sigue demostrando la desidia de las autoridades sobre éste pedazo de la patria que solo aparece en los mapas y una vaga como también errónea referencia que se mantuvo “confinado” en el lugar a Rafael Barret. Al mismo hombre que un geógrafo dijera un año antes: “La isla que ud. me indica no aparece en el mapa”.

            El maestro no estuvo confinado. Ingresó clandestinamente a la patria por el lugar. De motus propio, aunque recomendado por sus médicos de Montevideo para buscar un clima más benigno, decidió llegar hasta el sitio para acercarse a su amada Panchita y su adorable hijo Alex. Lo dice en innumerables escritos, donde afirma que “ella le hizo hombre” y a su hijo que lo hacía pasar momentos muy felices cuando lo veía jugar. “Juega con tierra y con piedras, imitando a los albañiles; juega a trabajar. La idea de ser útil germina en su tierno cerebro con alegría luminosa. ¿Por qué no trabajan los hombres, alegres y jugando, como trabajan los niños?”.

             Por todo ello, Misiones sigue con la herida sangrante, fruto de la enfermedad que finalmente llevó al maestro y parafraseando a José Concepción Ortiz Barrett fue el gran: “Ausente que perdimos de torpes y de ingratos [...] Barrett afilado por la muerte, la barba crecida y la frente inmensa”. IV, 334.

            Rafael Barret pidió ser enterrado en Yabebyry. Así lo hizo saber a su inseparable Panchita, quien confiesa el dolor que le ocasionó ver el estado de su amado en los primeros días del mes de julio de 1909 en Laguna Porä. Decía la dama: “Esa tarde me mostró con toda tranquilidad un árbol que había elegido, un hermoso naranjo a cuya sombra quería descansar en su tumba”.

            El deseo del maestro nunca pudo concretarse. De hecho, falleció el 17 de diciembre de 1910, a los treinta y cuatro años de edad. Su vida se apagó a las cuatro de la tarde, cuando era mediodía en Asunción y en Montevideo. Pierre Coste, de 47 años de edad y residente en Arcachón, fue quien hizo la declaración de la defunción de Barrett. En aquel momento, Yabebyry seguía con la soledad que Barret invitó llevar a conocer a Manuel Domínguez en “No mintáis”. Laguna Porä con el cántico de sus aves, el verdor de su follaje, el rugir de los animales de la selva, el polvo del camino vecinal que cruza de éste a oeste por su frente, sigue esperando la reivindicación de la memoria del maestro Rafael Barret. Es el mismo sitio donde parafraseando a Barret, “ha visto muchas cosas tristes”...
            Yabebyry es el lugar donde el Maestro estuvo en contacto con la tierra. Esa misma tierra “que su fertilidad incoercible y salvaje, sofoca al hombre, que arroja una semilla y obtiene cien plantas diferentes y no sabe cuál es la suya”. También ha visto en el lugar, aquellos viejos caminos que abrió la tiranía devorada por la vegetación, desleídos por las inundaciones, borrados por el abandono.
            Es el lugar donde a cada paraguayo, libre dentro de una hoja de papel constitucional, es hoy un miserable prisionero de un palmo de tierra. Y conste que se trataba de la burguesía rural.
            En definitiva, es el lugar que debe ser reivindicado por ésta generación, en honor a las banderas de lucha enarboladas en medio de la selva por Rafael Barret. Es un espacio donde Misiones mantiene una herida sangrante que solamente va a curarse si se recupera el lugar donde estaba la casa en cuyos corredores disfrutaba del aire fresco el maestro. Por ello, en estos festejos del Bicentenario de la patria, con mucho orgullo, lo incluimos como uno de los diez más importantes hombres que pisaron y vivieron en nuestro suelo. La fuerza de la pluma para luchar contra las diferencias sociales hizo patria, a pesar de todas las deudas que podamos seguir teniendo con él. Rafael Barret, español de nacimiento, paraguayo por adopción, misionero por su aporte durante aproximadamente un año también ocupa un sitio en nuestro virtual “Paseo de los Ilustres”.

sábado, 26 de febrero de 2011

1- José Agustín Molas. El héroe que Misiones aportó para el nacimiento de la patria.

Santa María Misiones. Nacido en el lugar y cura párroco. Estuvo en los momentos previos y en el instante del nacimiento de la patria. Con mucho merecimiento, el primer lugar para el más ilustre hijo que aportó Misiones en éste Bicentenario. El hombre que estuvo con los demás insurrectos para que Paraguay sea libre y soberano.

2- Agustín Pío Barrios. Mangoré. El misionero más universal del Bicentenario.

Agustín Pío Barrios, Nitsuga Mangoré, el hombre que con su talento se convirtió en el héroe civil más importante que aportó Misiones para todo el mundo. Nacido en San Juan Bautista de las Misiones finalmente fue a recalar en El Salvador donde hasta la fecha sus restos siguen esperando el momento de partir a la patria chica que lo vio nacer.

3- Juanita Pesoa. La mujer misionera del Bicentenario.

Nacida en Yabebyry Misiones. Afincada en Pilar desde los 17 años. Juanita Pesoa es nuestra mujer misionera del Bicentenario. La más importante por acompañar a Francisco Solano López en el frente de batalla y ver luchar a sus tres hijos con el heroico ejército paraguayo.

4- Monseñor Pastor Bogarín Argaña, el iniciador de las Ligas Agrarias Cristianas.

Monseñor Pastor Bogarín Argaña. Ypacaraí. San Juan Bautista Misiones. Ocupa el 4to. lugar en nuestro "Paseo de los 200 ilustres misioneros" del Bicentenario.

Nos escribió Raquel Rojas.

La conocida referente cultural de nuestra República, Raquel Rojas nos escribió dando referencia a la serie de publicaciones que desde ayer venimos realizando en relación a los más ilustres hombres que desde Misiones construyó la patria en estos dos siglos de existencia. Esta es la conversación que mantuvimos con ella, a través de la red social Facebook:
Raquel Rojas: Me gusta ojalá otros miembros de otras culturas comunitarias reflejen también a los referentes de sus comunidades y tendríamos un mapa de hombres y mujeres que dejaron huellas que ahora no existe. Felicidades conocí al Monseñor Bogarín, nos llevó con el Grupo Teatral Tiempoovillo a Misiones en épocas muy difíciles!

Camilo Cantero: Gracias Raquel por tus siempre interesantes aportes. La idea es festejar el Bicentenario desde nuestra perspectiva de Misiones. La semana anterior nos reunimos con la Sra. Intendenta de San Ignacio Lic. Adelma Salas de Ruiz a quien delineamos nuestra línea de pensamiento y se decidió reivindicar a los hijos dilectos de la ciudad que con su esfuerzo y dedicación también construyeron la patria. Al fin de cuentas, San Ignacio que posee 401 años, la mitad perteneció a España y la otra mitad al Paraguay. No se puede renunciar a dos siglos de existencia con toda la riqueza que construyeron la generación de hombres y mujeres que formaron parte de esa sociedad ignaciana. Esa idea, proyectamos a nivel departamental a través de nuestra propuesta. Mis respetos.

Raquel Rojas: Soy enamorada de Misiones porque soy culturalmente hija de los Ignacianos... y voy mucho a las bellas comunidades donde nos hablan del Paraguay hasta las piedras. Cuando Oliva regresó al país luego de su largo exilio, nos fuimos entre tres con él y recorrimos todos los pueblos misioneros y el nos contaba como se vivía en ellos pues los había estudiado durante su largo exilio. Fue una experiencia maravillosa y culturalmente muy rica. En Semana Santa me fascine por Santa María de Fe y voy a retiros espirituales con mis amigos Benedictinos de Santiago una vez por año. Santa, Rosa, San Juan, San Ignacio y Tañarandy tienen una juventud viva y arraigada. Así pueden considerar una misionera vocacional.

Camilo Cantero Brillante Raquel. Ojalá te afinques en ésta zona de manera a que tu producción enriquezca la ya existente, de manera a que todos juntos sigamos construyendo patria desde el sur del país. Mis respetos.

Hombres misioneros ilustres del Bicentenario. Seguimos publicando.

2- Mangoré.
En la fecha publicamos los otros dos nombres de personas que desde Misiones hicieron "patria" en estos dos siglos de existencia. Los nombres de Juanita Pesoa, la mujer que desde Yabebyry aportó a la patria no solo su belleza sino el acompañamiento al Mariscal Francisco Solano López en el frente de batalla y del Monseñor Pastor Bogarín Argaña, indudablemente el religioso más influyente que tuvo la bicentenaria historia del departamento de Misiones. Ayer comenzamos con: 1- José Agustín Molas; 2- Agustín Pío Barrios Mangoré; mientras que en la fecha se suman 3- Juanita Pesoa y 4- Monseñor Pastor Bogarín Argaña. Mañana seguimos, ya que para el 14 de mayo deseamos completar los 200 hombres más influyentes que tuvo Misiones en estos dos siglos del Paraguay.

4- Monseñor Pastor Bogarín Argaña, el iniciador de las Ligas Agrarias Cristianas.

4-            Monseñor Pastor Bogarín Argaña. Obispo y padre de las Ligas Agrarias Cristianas. “El Obispo confinado” al decir de Augusto Dos Santos que publicó un libro en su memoria, quizás la más completa investigación bibliográfica sobre su paso por Misiones. Defensor de los derechos humanos, tuvo un incansable trabajo con los oprimidos como líder del grupo de Acción Católica. Representante cabal del espíritu del Vaticano II y de Medellín en el Paraguay, un país pobre dominado por la dictadura militar de Alfredo Stroessner durante treinta y cinco años. Su "opción por la pobreza" se realizó en la forma de su trabajo con Acción Católica, y empezó unos veinte años antes de la llamada de Juan XXIII, en el Concilio Vaticano II, a que la Iglesia fuera una "Iglesia de los pobres". Su carácter no era político por naturaleza, pero como defensor de los derechos humanos en el Paraguay, llegó a ser enemigo del estado por atreverse a ir en contra del gobierno.
            Ramón Pastor Bogarín Argaña nació el 30 de marzo de 1911 en Ypacaraí, pero fue un “misionero a carta cabal”. No solo por su trabajo misional de pastor, sino por su aporte en la catequización, cultura e intelectual en una época muy crítica de la historia de Misiones. Hizo sus estudios primarios en Ypacaraí y sus secundarios en Asunción. En 1930, cumplió su servicio militar en el Cuerpo de Aspirantes a Oficiales de Reserva y recibió el grado de Sub-Oficial de Artillería. Ingresó luego en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional, donde cursó un año. Sus inquietudes vocacionales no se vieron satisfechas, y su familia lo mandó a Francia donde inició estudios en la Facultad de Ingeniería Mecánica en París. Todavía insatisfecho con esta nueva carrera, ingresó entonces en el Seminario de Vocaciones Tardías de Saint Ilan, Francia, y de allí pasó al Pontificio Colegio Pío Latino Americano de Roma, donde permaneció siete años. Su vida de seminarista en Roma había coincidido con la expansión de la Acción Católica en Italia, y Bogarín fue influido por Monseñor Civardi, el maestro de la espiritualidad y organización de Acción Católica. Se graduó de Bachiller en Derecho Canónico y de Licenciado en Teología, y fue ordenado sacerdote, en Roma, en 1938.
            El comienzo de la segunda guerra mundial lo hizo volver al Paraguay en 1939, y en diciembre del mismo año fue designado Vice Asesor Eclesiástico de la Junta Central de la Acción Católica, y Rector del Oratorio de Nuestra Señora de la Asunción y Panteón Nacional de los Héroes. En 1940, fue nombrado Director Nacional de la Pía Unión del Clero y Director del Oficio Catequístico Arquidiocesano. Y, en 1941, un Decreto del Venerable Episcopado lo designó Director General de la Acción Católica del Paraguay. En 1947 fundó y dirigió Trabajo, un periódico de orientación socialcristiana.
            En 1957 se anunciaba en el Vaticano la creación de la Diócesis de San Juan Bautista de las Misiones y la designación de Monseñor Bogarín como su Obispo Residencial. En 1961 fue elegido para ser Delegado del Episcopado Paraguayo ante el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). En 1962 asistió a la primera sesión de Concilio Vaticano II y lo eligieron miembro de la Comisión Conciliar de Seminarios y Escuelas Católicas. Participó en todas las sesiones del Concilio y, al concluir el Concilio, el Santo Padre lo designó miembro de la Comisión Post-Conciliar de Educación Cristiana. Fue electo Vice-Presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya y Presidente de las Comisiones Episcopales de Seminarios y Vocaciones y del Apostolado de los Laicos en 1966. En la Segunda Conferencia General de CELAM en Medellín, en 1968, presidió la Comisión de Juventud. En 1969 es elegido Presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya, cargo que desempeñó durante tres años, y Presidente de los Departamentos de Pastoral de Conjunto y de Comunicaciones Sociales.
            Es recordado por su trabajo con Acción Católica, cuyo contacto con distintos grupos sociales presentó una amenaza al régimen represivo de Stroessner. Aunque los colegas de Bogarín hablan de la postura anti-comunista del obispo, Stroessner lo acusó de ser comunista "para ahogar y reprimir todo intento de reivindicación de derechos humanos y de justicia social". Sin embargo, Bogarín rechazaba casi con furia las acusaciones de comunistas arrojadas por la prensa oficialista contra sus amadas Ligas Agrarias, y se jugó una y otra vez por defender a los líderes campesinos. Sostenía que al atribuir al comunismo las reivindicaciones, el gobierno no hacía sino favorecer esa ideología política.
            Monseñor Bogarín falleció en San Juan Bautista Misiones, en la Curia Diocesana el 3 de septiembre de 1975 cuando la represión de la dictadura militar del presidente Stroessner era particularmente despiadada con las Ligas Agrarias Cristianas fundadas por el Obispo. Es recordado con particular afecto por quienes lo conocieron, evidenciado por los testimonios escritos en el libro, Monseñor Ramón Bogarín Argaña-Testimonios.

3- Juanita Pesoa, la mujer misionera más importante en estos dos siglos de historia.

3-            Juanita Pesoa. Yabebyry Misiones. La mujer misionera más importante en estos dos siglos de existencia del Paraguay. Oriunda de las praderas ubicadas cinco kms. antes de llegar a Yabebyry. El lugar es conocido en la actualidad como Pesoa Cue. Vivió en el lugar hasta los 17 años, emigrando luego hasta la ciudad de Pilar. De ahí la confusión de algunos creyendo que la misma es pilarense. Sin embargo, el propio historiador pilarense Ilfo Riveros en diálogo con quien escribe éstas líneas por la emisora Patria Guaraní de la propiedad de Riveros, ubicado en el Barrio Crucecita de Pilar reconoció el origen yabebyryense de Juanita Pesoa.
                Según coinciden todos los autores fue el primer amor de Francisco Solano López quien llegó a visitarla en Yabebyry cuando con el cargo de coronel comandó una numerosa fuerza militar con el objetivo de instalar un destacamento de defensa de la patria en la actualmente conocida como Panchito López, pero inmortalizada en la cultura oral de los pobladores de esa zona hasta la fecha como “Guardia Cue”. El destacamento se ubicó a orillas del Paraná en la zona conocida como “Potrero Fortuna” y ubicada frente a la población argentina de Ita Ybate. La ubicación estratégica del lugar, sirvió para la defensa de la patria durante muchos años y principalmente en la Guerra de la Triple Alianza.
                Entre idas y venidas del “hijo del Presidente” a Yabebyry, finalmente éste le convence trasladarse hasta Pilar para estar más cerca el uno del otro. Tuvieron tres hijos: Emiliano Víctor, nacido en 1850, Adelina Constanza y José Félix. Panchito, el hijo mayor habido con Elisa Lynch nació recién en 1858. El último hijo de Francisco Solano con Juanita nació cuando Elisa Lynch ya era presentada como su mujer oficial.
                Toda la historia de amor entre el impetuoso hijo de don Carlos Antonio López y Juanita Pesoa transcurrió en sus primeros tiempos en Yabebyry, luego se trasladó a la ciudad de Pilar y siguió después durante la guerra. López siempre le dio protección y lo mismo hizo Elisa Lynch con los hijos que López tuvo con Juanita Pesoa, dándole trato igualitario, con los suyos propios. Emiliano Víctor Pesoa López, el mayor, estudiaba en Europa y se trasladó a Nueva York, durante la guerra. Finalmente, luego del desastre en Cerro Corá, fue uno de los apoyos que tuvo Elisa Lynch, criando a sus hijos pequeños en su exilio europeo. Emiliano, la esperó en París, para enterarse de los detalles sobre la muerte de su padre, su hermano José Félix y su hermanastro Panchito. Hay correspondencia que prueba que Elisa Lynch quiso proteger a Juanita Pesoa, después de Cerro Corá, llévandola a Paris. Existió buena amistad entre ambas. Desde la muerte de su padre, Emiliano cambió su firma por Emiliano López Pesoa, como aparece en las cartas enviadas desde Europa a su madre en Pilar. Dicha vivienda sigue en pie hasta la fecha.
                Ni Elisa Lynch pudo recuperar sus bienes, ni Emiliano Víctor, el primogénito del Mariscal, pudo recuperar la décima parte de la herencia que le correspondía y que Elisa Lynch hizo todo lo posible por recuperar. En 1874 regresó al Paraguay y murió un año después en Pilar a los 25 años de edad. No quedaron hijos vivos de los amores entre Juanita Pesoa y Francisco  Solano López. Adelina Constanza había muerto de viruela en 1869, en Tobatí, y José Félix, al cuidado de Elisa Lynch, murió durante el ataque a su carromato, en Cerro Corá, al mismo tiempo que Panchito, que la defendió con la frase “un coronel paraguayo no se rinde”. Juanita Pesoa rehizo su vida casándose después de tan tristes sucesos con el coronel Hermosa. Sus restos mortales fueron depositados en el Cementerio de la ciudad de Pilar donde descansan hasta la fecha.

viernes, 25 de febrero de 2011

José Agustin Molas y Agustín Pio Barrios Mangoré los dos misioneros más ilustres publicados en la fecha.

José Agustín Molas. Nacido en Santa María Misiones. Héroe de la Independencia Patria. Primer lugar entre nuestros hombres más ilustres en estos 200 años de historia de la patria.
Hoy iniciamos y extenderemos hasta el próximo 14 de mayo, la publicación de los misioneros más ilustres que aportó ésta zona del país a la patria por el Bicentenario. El primer lugar hemos concedido al religioso José Agustín Molas oriundo de Santa María Misiones y el segundo lugar a Agustín Pío Barrios, Mangoré. Mañana seguimos con el 3er. y el 4to. hombre más ilustre de Misiones. Gran participación de los lectores del blog, ya sea a través de ésta página que previa moderación sus comentarios son publicados y los de la red social Facebook que también lo reproducimos.

Los hombres misioneros ilustres del Bicentenario. Gran repercusión.

Agustín Pio Barrios.
La publicación de los primeros dos nombres de Misioneros ilustres del Bicentenario creó mayor repercusión de lo imaginado. En la red social de Facebook han opinado los lectores de éste blog y transcribimos algunas de la opiniones y sugerencias. Nuestro primer lugar hemos dado al nacido en Santa María José Agustín Molas y el segundo lugar a Agustín Pio Barrios Mangoré. Mañana publicamos el número 3 y 4to. personaje más ilustre del Bicentenario que lo celebramos desde nuestra perpectiva de Misiones hacia el Paraguay. He aquí algunos de los comentarios que nos escribieron:

Luis Maria Caballero Un gran misionero.. Gracias a éste gran Hombre nuestro país es conocido en los mejores escenarios del mundo y en las mejores academias de guitarra. Un gran Artista, gran compositor..!!

Camilo Cantero Gracias Luis por tu aporte. También pode enviar tus comentarios al

Nancy Guerrero Chaparro Misionense suena mejor amigos!!!! Porque misionero suena a algo más espiritual!!!! grande!!! Misiones!!!

Carlos González Otro misionero para la lista de ilustres: el venerable Mons. Ramón Pastor Bogarín. Uno de los 10 obispos latinoamericanos propulsores del cambio en la Iglesia Católica. Digno participante del Concilio Vaticano II y mártir en la lucha por la dignidad de su pueblo.

Camilo Cantero Estimada Nancy. Agradecemos su aporte, pero fiel al "uso hace la regla" lastimosamente ya quedó acuñado el término "misionero" para definir la oriundo de ésta zona del país. Muy válida tu sugerencia, pero ya hemos decidido por el término usufructuado. Carlos: está en la lista. Es más, en unos días será publicado su nombre y todo el curriculum del "Obispo Confinado". Augusto Dos Santos dixit. Un abrazo.

Marcia Carolina Servin Rios: No caben dudas de la labor incansable de mucho hombre como Agustin Barrios que han demostrado al mundo las riquezas de esta tierra paraguaya y en especial las cualidades arraigadas al peculiar misionero hoy este sencillo reconocimiento a es...te hombre mañana debe de ser a otro que permanece oculto o escondido porque en verdad tenemos joyas imbaluables y seamos responzables de darles aqui en su tierra la importancia requerida...............excelente trabajo al que dedica su tiempo a elevar nuestras mas humildes personalidades paraguayas y misioneras.... felicitacionesVer más

Angel González Buenísimo compañero, es lo que hace falta para resaltar nuestra identidad nacional, conocer nuestro país, su historia, nuestros héroes militares y civiles y los grandes líderes que tuvimos

Imod Aquino buenisimo!!!
 § 

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

            Santiago es una hermosa ciudad. Apacible. Bella. Encantadora. Mágica. La originaria Yvyty Rokai Roke, como toda población je...