sábado, 30 de abril de 2011

Estos también hicieron patria desde nuestros Juzgados de Paz. Ex jueces de paz de varios distritos de Misiones.


193-     Jueces de Paz de Misiones. La historia de la justicia de Misiones comenzó a escribirse desde los Juzgados de Paz. En ese sentido, en un incompleto trabajo de relevamiento de la lista de Jueces de Paz que tuvieron los distritos del departamento pudimos rescatar el nombre de centenares de magistrados que también hicieron patria desde su representación de un poder del Estado. Algunos aparecen en nuestra galería de ilustres ocupando un sitio merecido. A la mayoría lo incluimos en ésta lista casi general, como un reconocimiento a la tarea que vienen desempeñando desde los albores de la República del Bicentenario.
Ellos son: San Juan: 1873: Tte. Juan Morínigo. 09/05/1883: Fermín Melgarejo. 14/01/1885: Faustino Vargas. Villa Florida: 1889: Pedro González. San Ignacio: 30-IV-1870: Saturnino Fernández. 1873: Juan José Céspedes. 14/11/1876: Titular: Benjamín Ortellado. Suplente: Estanislao Giménez. 13/04/1878: Titular: Policarpo Ramírez. Suplente: Buenaventura Ortiz. 29/03/1880: Buenaventura Ortiz. 30/04/1880:   Fernando D. González. 10/05/1880: Suplente: Gaspar Céspedes. 11/12/1880:                Deogracias Céspedes por renuncia de Gaspar Céspedes. 15/05/1880: Ramón Avalos Deogracias Céspedes. 12/12/1883:       Deogracias Céspedes.  27/02/1884: Suplente: Saturnino Fernández. 14/03/1885: Eduardo Ramírez. 16/06/1885: Suplente: Juan de la Cruz Acosta. 14/12/1886:         Suplente: Antonio Pavón. 22/07/1892: Ceferino Vera.  17/03/1902: Suplente: Nicandro Céspedes. 1909: Agustín Cubillas. 27/03/1915: José Basili. 1916: Nicandro B. Céspedes. 24/02/1923:       Francisco Molinas. Santa María. 30-IV-1870:      Paulino Coronel. 1873: Cipriano Delvalle. 1959-1989:                Leongino Gaete. San Miguel:
30-IV-1870:        Marcos Rolón. Santiago: 30-IV-1870:     Agustín Quiñonez. 1873: Cap. Simeón Torres. Santa Rosa: 30-IV-1870: Eusebio Romero. 1873: Tte. Pablo Arce. 14/11/1876:     Titular: Eusebio Romero. Suplente: Elizardo Mereles. Yabebyry:  30-IV-1870: Alejo Ramírez. 1873: León Cáceres. 1891: Nicanor Pereira. 1892: Avelino Vera. Suplente: Juan F. Aquino. 1900: Ventura Cáceres. 1903: José López Maíz. 1905:     Juan de Dios Lugo. 1906: Antonio Torres. 1910: Manuel Lambaré. 1915: Simeón Espínola. 1919: Ciriaco Lambaré, 1924: Pedro Iseren. 1927: Clemente Diarte. 1947: Onofre González. 1949: Luciano Portillo. Juez Suplente. 1950: Buenaventura Gutiérrez. 1956: Angel Brizuela. 1970: Lorenzo Sever Martínez. 1989: Ignacio Brizuela y 1997 a 2006: Adolfo Villalba. Observación: desde el 2006 hasta la fecha tengo el honor de ser Juez de Paz de éste distrito, pero me excluyo de la lista por razones de decoro y delicadeza.
De una u otra manera, con aciertos y errores, estos nombres corresponden a hombres que también hicieron historia en éste Bicentenario desde Misiones hacia la patria. Por ello, les incluimos en nuestra Galería de los ilustres.

Soldados santamarienses en el Chaco Paraguayo. Ilustre No. 192.


192- Facundo Trinidad. Santa María. “El héroe de la patria que defendió con honor la dignidad del soldado misionero”. Fue Sargento 1º. Nació en la capital de la fe, el 22 de junio de 1902. Peleó en la Batalla de Boquerón con valentía y heroísmo, lo cual le valió recibir la condecoración de “CRUZ DEL CHACO” en 1932.Vivio en su comarca hasta su muerte en 1992. Junto al mismo también que sirva el presente espacio para recordar y homenajear a todos los soldados marienses en el Chaco, como el Cabo 1º Filomeno Amarilla, también condecorado también con la “CRUZ DEL CHACO”. Otros santamarienses que brillaron en la Guerra del Chaco fueron el Lisiado de la Guerra del Chaco Faustino Valenzuela; Eduvigis Valenzuela, Braulio Servín, Cecilio Duarte, Anastasio Valenzuela, Leocadio Areco, Rufino Agüero, Aparicio Casco, Luis y Vicente Peloso, Cirino Caballero, Santo Sánchez, Filemón Bravo, Miguel Gerónimo Ortiz, Remigio Guerrero, Prudencio Rios, Rosendo Rotela y Mariano Ayala.
Por haber defendido la patria en el infierno chaqueño y representado a Misiones en esos fortines de la patria, les incluimos en nuestra galería de ilustres.

El hombre que nacido en Ita Jurú, hizo patria desde Santa María Misiones: Leongino Gaete.


191-       Leongino Gaete. Santa María. “Un brillante santamariense que sirvió a Misiones”. Éste hombre, nacido en Ita Jurú, comunidad enclavada entre San Juan y San Miguel, el 15 de marzo de 1921, se radicó en los albores de su vida en la comunidad rural de San Juan Berchams, compañía de Santa Maria hasta los 6 años.
Cursó sus estudios primarios en Santa Rosa. En dicha comarca trabajaba y vivía en la casa de la familia Lafuente. Buscando nuevos horizontes, decidido, valiente, con iniciativa propia, se trasladó a la capital de país.
En Asunción le sorprendió el llamado para servir a la patria. Ingresó en la Marina para cumplir con el Servicio Militar Obligatorio, en aquel ayer donde la “objeción de conciencia” era un término desconocido y los hombres debían ir al cuartel para aprender algunos valores, como la disciplina, seguir la socialización y superar los obstáculos propios que significan salir del entorno familiar y social e ingresar en un mundo hasta ese momento desconocido.
Incansable y dinámico, aprovechó su presencia por la metrópolis, realizó varios cursos de capacitación. Estudió dactilografía en la casa Urbieta Valdovino, siendo contratado en la Milicia a los 20 años de edad.
Se desempeñó como  Sub Oficial, volviendo a su patria chica a los 24 años. Afiliado a la Asociación Nacional Republicana, Partido Colorado, fue ex combatiente en la revolución del 47. En aquel tiempo, se entendía esos acontecimientos como llamado al honor partidario y en consecuencia nuestro ilustre se alistó a los suyos.
Se unió en matrimonio con Eusebia Zulema Segovia y tuvo 7 hijos. Juez de Paz de su pueblo, se desempeñó en dicha función durante 30 años. Fruto de su gestión es el local del Juzgado de Paz de dicha ciudad. Se jubiló en 1989.
Dinámico y eficiente, fue un gran dinamizador de las actividades sociales. Así, cooperó con el progreso de de Santa Maria participando activamente en la construcción del puesto de salud y de la actual COPACO, fue presidente de la Comisión para la construcción del Polideportivo “Jesuitas Misioneros” y fue también declarado “Ciudadano Honorario” por la Ciudad de Kansas USA.
Sus pasiones fueron por orden de importancia, SU FAMILIA a quienes les dedicó su vida entera haciendo hasta lo imposible para que  sus hijos y su amadísima esposa estuviera en un ambiente confortable, EL DEPORTE al que también dedico la mayor parte de su tiempo siendo uno de los fundadores de su querido club Sport Santa Maria, SUS AMIGOS a quienes jamás ha defraudado.
De cuna muy humilde, estuvo pendiente siempre para servir a los demás. Sus méritos fueron reconocidos en vida y al sorprenderle la muerte el 17 de enero de 2011, en su memoria y en homenaje a todo lo que hizo por el fútbol, el torneo oficial de la Liga Ignaciana de Deportes del presente año del Bicentenario de la patria, lleva merecidamente su nombre.
Por todo lo relatado, le incluimos entre las doscientos figuras más importantes que tuvo Misiones en los dos siglos de existencia del Paraguay.

Constructores del nuevo templo de San Ignacio Guazú.


Resultado de imagen para Iglesia de san Ignacio guazú misiones
Iglesia actual de San Ignacio Guazú Misiones, cuya construcción de inició en 1919 y se terminó de construir en 1932. Foto: Zenoura.
190-       Constructores del nuevo templo en San Ignacio. La historia de los pueblos muchas veces se marca a sangre y fuego. En el caso de San Ignacio hubo una oscura etapa que se concretó con la destrucción del antiguo templo, lo cual fue denunciado incluso vehemente por el ilustre de nuestra galería Saturnino Ferreira Pérez en varias de sus obras. Pero no obstante, posteriormente se intentó reparar el hilo de la historia con la construcción de un nuevo templo, que lógicamente no tuvo la misma brillante que el antiguo templo de origen guaraní jesuítico.
Destacamos y resaltamos a esos hombres de la ciudad que al finalizar las labores agrícolas de fines de 1928 y habiendo la Comisión Pro Templo reunido con el aporte de toda la feligresía pudiente y más con el aporte de la gene del pueblo humilde que a medida de sus posibilidades traían ladrillos, algunos en pequeñas carretas y las lavanderas del pueblo sobre sus cabezas.
Según Saturnino Ferreira Pérez, los constructores fueron Teodoro y Eugenio Pérez López, Venancio y Jacinto Ferloni, Juan Angel y Raimundo Melgarejo, Juan Páez, Regis Ramírez, Chirife Génez y Elías Montiel, como un centenar de pobladores anónimos.
“Se construyó un reservorio de agua que era traído de Paí Ykua y Santa Bárbara de Laguna Yre en carritos aguateros por nosotros los niños estirados a caballo. Las aguateras eran de toda clase, en vasijas y latas, tapadas con hojas de laurel para evitar que se derrame. Eran motivo de festejo general de día y de las noches con luna llena”, relata Nanino.
Explica que el entusiasmo del pueblo hizo que los ganaderos aportaran más dinero para la compra de materiales y así en medio de un regocijo generalizado de toda la población, se llegó hasta el techo a inicios de 1932.
Agrega que el maderamen fue un aporte voluntario de aserraderos de la Compañía San Antonio, con el valioso aporte en trabajo de los carpinteros Esteban Arias, Juan Leiva, Juan de Rosa Vega, Miguel Romero, un tal Ferloni y otros.
“Los alrededores de la construcción se llenaron de profundos pozos, por extraerse de los mismos el barro para asentar los ladrillos. Los carreteros aportaban la arena para la elaboración de la mezcla”, agrega.
Finalmente explica que en plena Guerra del Chaco se produce la vuelta de los jesuitas en San Ignacio. Los califica de pioneros de la recuperación de la fe católica del pueblo. Y los cita: Padre Joaquín Vericat (ilustre), Justo Beriguintais y los hermanos Angel Bozal y Trentini.
“Con ellos se dio nuevo impulso para la terminación del templo. Se instaló una baldosería para la construcción del piso, en el maderamen y el techado la colaboración de Esteban Arias y personas que no estaban afectadas al servicio de las armas”, concluye Ferreira Pérez.
Por su parte, Jorge del Puerto, cita como constructores del nuevo templo en San Ignacio a los señores Claudio Llanos, Nicandro Céspedes y Simón Ramírez en 1919.
Todos ellos, por haber redinamizado la historia del pueblo, lo incluimos en la galería de los doscientos hombres ilustres de Misiones en éste Bicentenario de la patria.

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

            Santiago es una hermosa ciudad. Apacible. Bella. Encantadora. Mágica. La originaria Yvyty Rokai Roke, como toda población je...