La magia que se vuelve espiritualidad.



Estar ahí es algo mágico. Lleno de espiritualidad. La ciudad de los 406 años de historia fue sede de un acontecimiento que unió historia, magia, arte, religiosidad popular con la convencional. El Altar del Maíz que cobijará al Santo Padre ya está partiendo a Asunción, luego de recibir la visita de miles de personas que no dudaron en identificarse con los cocos donde impregnaron su nombre. Estuve ahí, con mis hijas, mi esposa y gustoso respondí al pedido de cientos de colegas del país quienes me pedían grabar sus nombres en las frutas que germinan naturalmente en nuestro Paraguay profundo y recibirá la bendición del Papa. Por ello, quería hacer ésta pequeña reflexión, como ciudadano, amante de la cultura, la literatura, la fe en Cristo y como muchos compatriotas ganando el pan diario con el sudor de su frente. Papa Francisco, bienvenido a la patria, desde la tierra jesuítica.


Entradas populares de este blog

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!