Ocho nombres más en nuestra galería de hombres y mujeres de Misiones que hicieron historia. Estamos llegando a la meta.


Ocho ilustres más de nuestra galería. “Obra: Cien hombres y mujeres de Misiones que hicieron historia”.

55-       Isabeliano Benítez Álvarez. San Patricio. Los poblados de Misiones desde épocas remotas hasta la fecha encontraron en sus hijos a valientes compatriotas que lucharon por la causa que abrazaron. Desde Arapysandú, pasando por Lorenzana, Roque González, Alejo Ramírez, Justiniano Rodas, Silvano Ortellado Flores y tantos otros, son múltiples los ejemplos que podemos abarcar de hombres exitosos que abrazaron sus ideales. Este es uno de esos casos. Nacido en las praderas de San Patricio, el distrito más joven de todo el departamento de Misiones, rápidamente comenzó a hablar acerca de la necesidad de “independizar” el distrito y formar el Municipio.
En principio encontró los obstáculos propios de este tipo de eventos, pero finalmente la convicción propia de la causa abrazada, las razones de su proceder y su trayectoria de lucha hicieron posible que sus sueños se conviertan en realidad.
Nacido el 19 de noviembre de 1892 es hijo de Emerenciano Benítez y Rafaela  Álvarez . Tuvo en total nueve hermanos, quienes fueron José del Pilar, Bernardino, Eulogio, Pedro, Pantaleón, Salome, Basilia, Fernanda, María; de los cuales solo Isabeliano quedo viviendo en su pueblo natal. Los ocho restantes por diversas razones tuvieron que emigrar a otros horizontes del país y el exterior.
María Simeona Benítez Álvarez es la dama al que eligió como esposa. De la relación nacieron siete hijos, de los cuales tres son varones Ramón, Leonardo y Fermín; mientras que las cuatro restantes mujeres  Elísea, Luisa, Adelaida  y Tomasa.
En su incansable lucha por el ideal abrazado, en primer lugar puso en marcha la maquinaria para cumplir con los requisitos exigidos por la Ley para la creación del Municipio. Eran varias instituciones públicas, entre ellas se destacan la escuela, comisaria, Juzgado de  Paz, Iglesia y otros
Según nuestra fuente, la Prof. Encarnación Benítez, “como que en aquella época no había ingresos ni infraestructuras, el decidió construir con su propio esfuerzo, voluntad y capacidad cada institución exigida por la ley”.
“Comenzó en la fabricación de ladrillos, corte de madera  de su propio establecimiento, los cuales eran acarreados a caballo y carretas. De hecho él mismo lo hacía. Una vez terminado y cumplido con los requisitos, a pesar de millones de obstáculos hizo las gestiones correspondientes con ayuda de Ruperto Vázquez Rótela y lograron de esa manera la creación del Municipio de San Patricio Misiones en fecha 10 de julio de 1945, por el decreto Nº 9484”, especifica su descendiente.
Pero la tarea de nuestro ilustre no se quedó en ese emprendimiento. Prosiguiendo con su voluntad de trabajo, construyó caminos para que sus compueblanos puedan trasladar sus productos y ubicar en el mercado, específicamente de Coronel Bogado, en especial el rubro específico de arroz.
Fanático militante del  Partido Colorado, como todo dirigente del Paraguay profundo era la causa que él abrazada. Así, con la regla del hombre que cumple con la palabra empeñada y con la nobleza características de los anónimos pobladores de nuestro país, cooperó en varias actividades comunitarias. Aún siendo republicano no hacía diferencias para servir a los demás.
Su preocupación por la formación académica de los niños y jóvenes de su pueblo, hizo que gestionara la presencia de educadores en el novel municipio. “Gracias a eso pudo traer maestras de grado para que le enseñaran a los chicos del pueblo, también su hermana Luisa Benítez le ayudada como educadora”, agregó nuestra fuente, al tiempo de señalar que gestionó el envío de jóvenes para capacitarse al exterior.
Fiel a la religión Católica Apostólica Romana cooperó con la construcción de la Primera Iglesia del Distrito ubicado a cien metros del pavimento principal, que se desmoronó en los primeros años de la década del 90.
“Brindaba posada en su propia casa a visitantes de otros lugares, fue un gran agricultor, ya que cultivaba miles de hectáreas, arroz, maíz y otros alimentos que luego repartía a sus compueblanos más necesitado”, concluyó.
Brillante hoja de ruta de este ilustre, recordado en San Patricio como el gran propulsor del municipio, un hombre carismático, noble y que hizo historia en su poblado. Falleció el 7 de diciembre de 1979 a consecuencias naturales en su pueblo, siendo sepultado con gran congoja comunitaria en el campo santo de San Patricio.

56-       Estanislao Sánchez Jiménez. San Juan Bautista Misiones. En nuestros barrios populares, en los confines de Misiones existen personajes anónimos que con mucha humildad, pero con la convicción propia de los genios hacen patria.
La presente quizás se refiere a uno de esos personajes. Es que Estanislao Sánchez Jiménez, si bien nació en la ciudad de Mayor Martínez departamento de Ñeembucú el 07 de mayo de 1959, desde Misiones proyectó toda su sapiencia en la formación de valores que finalmente se lucieron en los escenarios de la patria.
Hijo de Mario Sánchez Borda y Virginia Jiménez, desde pequeño comenzó a demostrar su pasión por el arte. Sus primeros conocimientos en guitarra aprendió mirando ejecutar a su madre y sus tíos quien eran artistas de renombres.
Admiraba la guitarra, es así que como anécdota cuentan sus familiares, que en los momentos en que la guitarra no eran utilizados por sus tíos, se iniciaba una feroz disputa entre nuestro ilustre y su hermano acerca de quién de ellos iba a deleitarse con el instrumento de las seis cuerdas.
Demostrando una gran voluntad y ganas de sobresalir a los 12 años hizo sus primeras apariciones en escenarios familiares y festejos que se realizaban en su pueblito. Al llegar a los quince años acompañó a sus parientes hasta la ciudad de Corrientes República Argentina, actuando por primera vez en un escenario festivalero, donde demás está decir que deslumbró e impresionó al público presente.
Fue integrante de una orquesta en Pilar. La adquisición de conocimientos era su pasión y es así que paralelo a sus actuaciones, seguía perfeccionándose en la ejecución de la guitarra, como también al estudio de otras ramas.
Es así que culminó sus estudios de Obstetricia. En 1978 fue llegando al departamento de Misiones y se afincó específicamente en la capital departamental, San Juan Bautista, donde integró con otros jóvenes profesionales en el ámbito de salud un grupo de voluntarios al servicio de los sectores más humildes.
Ya consustanciado e integrado socialmente, en los tiempos libres que ofrecía la tarea sanitaria, deleitaba a sus acompañantes haciéndoles escuchar las mágicas melodías que nacían de sus dedos y las cuerdas de la guitarra.
Así se relacionó con nuevas personas, entablando amistades facilitados por su calidez, humildad y sus dotes de artista, ya que no solo ejecutaba en forma brillante la guitarra, sino también era un virtuoso actor.
En esas tertulias ciudadanas, matizadas por sus virtudes artísticas conoció a Agustina Penayo con quien entabló un noviazgo que finalmente culminó con el matrimonio. Contrajo nupcias a los 32 años, siendo su esposa más que eso, ya que en su condición de bailarina y cantante, acompañaba al esposo en los escenarios de la zona. De dicha relación nacieron Norberto De Jesús y Modesta Concepción.
La pareja siempre se mostró preocupada por afianzar la cultura, convencidos que el arte es una de las maneras más sanas de integrar a los jóvenes a la sociedad y realizarse como personas, facilitados por el recorrido de los escenarios locales, nacionales e internacionales donde demuestran sus habilidades, entablan nuevas amistades y se alejan de los vicios.
En ese sentido, con la firme convicción de valorizar lo nuestro, realizar rescates culturales y descubrir talentos jóvenes, en 1999 fundan el grupo Guyra Campana. Siempre con el acompañamiento de su esposa Agustina abrieron las puertas de su humilde hogar a todos los jóvenes con ganas de aprender o perfeccionarse en la ejecución de la guitarra o danzando las hermosas guaranias o polca paraguaya.
La iniciativa fue de nuestro ilustre, bautizando con el nombre de Guyra Campana por la influencia de la ejecución de dicho himno popular en los escenarios donde actuaba, siendo admirable la profunda emoción que causaba al auditorio y al mismo ilustre dicho símbolo de la identidad cultural paraguayo.
Es así que del grupo de primeros alumnos que pasaron por este espacio de aprendizaje y que luego se proyectaron a la sociedad, se destacan nada menor que el prodigio misionero Ever Darío Soto ilustre de nuestra obra “Doscientos Misioneros Ilustres del Paraguay” quien también recibió la notable influencia de su tío William Pérez, excelso guitarrista de Misiones. Los hermanos Pablo y Florencio Gómez, Ignacio Quiñónez , Enrique Miranda (hijo), Elena Del Puerto, los hermanos Eusebio y Raúl Valdez, entre otros.
Nuestro ilustre es personaje esencial en cualquier festival que se realice, ya sea en San Juan Bautista de las Misiones como en cualquier punto de nuestra región. Con una humildad admirable, igualmente acompaña a jóvenes que ha formado sin robar el protagonismo de los mismos. Igualmente es un brillante ejecutor de Arpa.
Cuenta nuestra fuente que su mayor objetivo es observar a los jóvenes brillar con luz propia en el arte, defendiendo nuestra cultura y que salgan adelante como artistas, satisfacción que la han dado varios de sus alumnos quienes ganaron festivales competitivos a lo largo y ancho de nuestro país.
Como todo bohemio, de los que tantos existen por nuestra Misiones profunda, nuestro ilustre jamás busco su beneficio personal en el arte. Es así, que anónimamente se lo observa en el escenario asistiendo a un joven, acompañando grupos, en maratones de beneficencia para instituciones o personas de su ciudad, fiestas religiosas, serenatas, acontecimiento social, deportivo, privado, , es decir, se encuentra como el mismo lo dice, ahí donde la cultura lo convoque.
Recorrió casi todos los países del Mercosur. Estuvo en Brasil, Argentina, Chile, siendo un verdadero embajador cultural de nuestro país. Como anécdota recuerda que hoy en día observar a su alrededor tantos instrumentos de cuerdas le causan una emoción singular, llegando al extremo de hacerlo lagrimear ya que en su infancia no podía tener una propia a pesar de su afición por la guitarra desde muy pequeño, pues nació en un humilde hogar.
Su amor inexorable por el arte, lo llevo a confeccionar guitarras de todos los tamaños. Entre ellas resalta la denominada por el mismo, guitarra de Tatu Pire. Un singular instrumento con el cual recorrió el país, exponiendo en medios locales y nacionales que demostraban intereses por ese maravilloso engendro de nuestro ilustre.
Igualmente fabrica Arpas y es un excelente compositor de los instrumentos de cuerdas. Como si el tiempo le sobrara, dedica igualmente su tiempo escribiendo versos, a los cuales les pone melodías. Algunos amigos igualmente lo llaman, el hombre orquesta,  pues ejecuta todo tipo de instrumento.
Artista por excelencia, genio sin igual, admirado no solo por la ciudadanía de San Juan Bautista, sino por gran parte de la República, ya desde que piso tierras misioneras demostró tener dotes sin igual.

57-       Brigadier José Cáceres. Yabebyry. Su gran mérito fue haber construido la primera Iglesia en la comarca. Según los datos que obtuvimos en la parroquia local, gentileza de la encargada Salvadora Velozo, nuestro ilustre fue ayudante del Mariscal Francisco Solano López durante la Guerra de la Triple Alianza. La construcción, de estilo franciscano finalmente fue abandonada y al momento de escribir estas líneas, en fecha 1 de febrero de 2012 seguía abandonado, soportando estoicamente el paso del tiempo.
No obstante, el mérito de Cáceres constituye indudablemente haber iniciado la modernización de la comarca, con la construcción de un templo acorde con la época que estaba viviendo.

58- Gerónimo Ramírez Largaña. Ibañez Rojas. San Juan Bta. Ex combatiente de la Guerra del Chaco. Gran defensor de la patria. Patriota que desde aquellos parajes acudió al clarín de las batallas para defender al Paraguay. Hoy, una calle interna de la urbanización Gabino Rojas, jurisdicción de San Juan Bautista Misiones inmortaliza su nombre.

59- Lorenzo Irún Alegre. San Juan Bautista. El departamento de Misiones y cada uno de sus poblados se caracteriza por mantener incólumes familias tradicionales que superando el paso del tiempo pudieron sobrevivir a todos los acontecimientos ocurridos durante los siglos de su existencia.
Es así, que en cada ciudad surgen un grupo de ciudadanos aglutinados tras una estirpe o tronco común que aportan a la sociedad hombres y mujeres brillantes que con su talento propiciaron las grandes transformaciones de la sociedad.
Nuestro ilustre de referencia es uno de ellos. Un hombre que según el libro “Reminiscencias Sanjuaninas” de Gregorio César Colmán forma parte de un linaje cuyos miembros “ganaron notoriedad y protagonismo a través de hechos y acciones que conforman el compendio de sus existencias”.
“San Juan Bautista de las Misiones, rincón maravilloso de la geografía patria, símbolo de la hospitalidad de toda una región, a lo largo de toda su historia, ha brindado con singular calidez alojamiento y albergue a numerosos extranjeros que llegaban al sitio”, agrega el autor de nuestra fuente bibliográfica.
Explica que a dicha ciudad fue llegando el “ilustre caballero español Don Lorenzo Irún Alegre, de quien hasta hoy se guardan bellos recuerdos, pues su laboriosidad fue ejemplar y los atributos que adornaban su personalidad fueron notables y estos factores le sirvieron para ganarse un sitio de prestigio en la gran comunidad Sanjuanina”.
Afirma que rápidamente se integró a la sociedad sanjuanina, dedicándose con afán a los trabajos rurales, la hacienda y al comercio, coronando con éxito todas dichas actividades y demostrando un corazón generoso a todas las personas que le rodeaban.
Gran deportista, fue el club 24 de Junio el que lo vio demostrar su talento y grandeza como futbolista, dirigente y aficionado, inmortalizando su nombre el propio Estadio de dicha entidad deportiva hasta la fecha.
Fueron sus hijos Nicolás, Félix Lorenzo y José Tomás. “Nacieron para honrar y perpetuar el apellido de su ilustre progenitor, porque brillaron en el trabajo, en el estudio y en los campos deportivos”, indica la publicación que nos sirve de fuente bibliográfica.
“Los tres hermanos en todo tiempo se constituyeron en baluarte de la Liga Misionera de Fútbol”, señala, testificando que cuando era muy niño el autor de dichas líneas ya se familiarizo con el apellido y nombres de estos destacados atletas, que con tanta hidalguía defendieron los prestigiosos del Fútbol misionero en memorables jornadas del Campeonato Nacional de Interligas. Como agregado podemos afirmar que existe otra fuente bibliográfica, redactada por el ilustre misionero Saturnino Ferreira Pérez donde especifica cada una de las memorables hazañas deportivas logradas por los hermanos Irún, defendiendo la gloriosa casaca de la Liga Misionera de Fútbol, publicación que se editó en homenaje a los cincuenta años de fundación de la citada organización del fútbol de tierra adentro.
Finaliza diciendo en la obra el autor “vayan estas líneas de recordación a Don Lorenzo Irún, sanjuanino por adopción quien ofrendó sus mejores esfuerzos en bien de la comunidad y a sus hijos que con honor siguen los acertados pasos de su distinguido padre… Todo un señor entre tanto señores que conocieron la hospitalidad sanjuanina”.
60-       Juan José Gómez. S. J. San Ignacio. La tarea de quienes amamos la historia de nuestros pueblos y el fruto de las pequeñas investigaciones que realizamos se debe muchas veces a hombres y mujeres que desde el anonimato nos alientan, impulsan y proyectan hacia la encomiable tarea de rescatar, poner en escena y valorizar la tarea emprendida.
Este es uno de esos casos. Quizás hubiese estado condenado al olvido, pero la lectura del verdadero testamento histórico del ilustre historiador misionero Saturnino Ferreira Pérez hace que el nombre de este religioso no pase en vano. Es que, superando las burocracias y obstáculos propios que generalmente uno encuentra en las instituciones ya sean públicas o privadas, permitió a Nanino Ferreira ingresar en los archivos parroquiales y enriquecer todo el conocimiento natural que de hecho el mismo ya tenía y al mismo tiempo las importantes obras históricas al que las generaciones actuales pudimos acceder.
Cuenta Ferreira Pérez que corriendo el año 1942 y ejerciendo el mismo la docencia en la Escuela Normal Vocacional, desempeñándose específicamente como catedrático de la Escuela de Comercio de San Ignacio, conoció a nuestro ilustre de este segmento, quien también se desempeñaba como profesor de dicha Escuela.
“Ante mis consultas de la historias de las Reducciones, me invitó a visitarlo en la parroquia, poniendo a mi disposición los libros de la Historia  de la Compañía de Jesús, se trataban de cuatro tomos con la trascripción de las cartas anuas”, testimonia Nanino.
“Introducirme en los orígenes de San Ignacio Guazú y en su real historia, fue un imán irresistible, comencé a recopilar datos, adquirí libros y folletos, fue mi lectura preferida de mis momentos de ocio”, agrega el ilustre autor de la obra “San Ignacio Guazú, venturosa primera Reducción Jesuítica”.
La decisión del Padre Juan José Gómez de abrir las puertas de los archivos parroquiales es un acontecimiento sumamente singular en la historia, no solo de San Ignacio, sino de los treinta pueblos jesuíticos, ubicado en territorios ocupados actualmente por tres países: Paraguay, Argentina y Brasil.
“Hoy quiero aportar estos conocimientos de mi juventud, con la verdadera  historia de la misión cumplida por la Compañía de Jesús, en beneficio de los indígenas”, señala Ferreira en un verdadero testamento bibliográfico en la obra publicada post mortem.
La habilidad del religioso igualmente logró otro objetivo. Acercar a un intelectual de la talla de Nanino Ferreira a la vida parroquial, haciendo posible que el conocido protagonismo del historiador hiciera que se fundara una Congregación Mariana de Jóvenes.
“En una semana, éramos quince jóvenes, con los cuales se fundó la Congregación, siendo su Presidente, Egidio Ruiz, las clases de apologética, se daban los sábados a la tarde, en la Parroquia”, acotó.
Saturnino Ferreira Pérez en el pasaje referido al Padre Gómez puntualiza un aspecto sumamente interesante. Afirma que en su búsqueda de la verdad real de las Misiones, ha encontrado historias muy distorsionadas y antojadizas, lo que hizo que nunca abandonara la tarea.
Califica a la Reducción Jesuítica de San Ignacio Guazú como un verdadero “modelo de todas las Reducciones del Paraná y el Uruguay” y critica fuertemente la destrucción del antiguo Templo Jesuítico de San Ignacio Guazú, siendo quizás la mayor observación de un intelectual en contra de los responsables de dicho atroz crimen cultural.
Señala Nanino: “el fantástico templo insumió varios años para su terminación, siendo orgulloso de nuestra comunidad, durante la Guerra de la Triple Alianza y aún después fue mantenido, por la devoción de los vecinos, siendo el orgullo de nuestros mayores. El Templo al final sucumbió, por la falta de valores culturales, en especial de autoridades ajenas a nuestra comunidad, que antepusieron su lucro personal”.
La actitud de Saturnino Ferreira Pérez es valiente, más aún considerando que la Junta Económica Administrativa de San Ignacio Guazú que ordenó tan deleznable acontecimiento estaba integrado por varios familiares suyos. “Ustedes jóvenes tienen en esta obra, las pruebas por las que se destruyó. El deseo es que se constituya en líderes comunitarios, en beneficio y resguardo de nuestros valores culturales, de nuestra identidad histórica”, concluye.
Lo resaltante, además de no dejar de valorar las críticas de Nanino hacia la destrucción del antiguo templo jesuítico de San Ignacio Guazú es poner en escena a alguien que cooperó con el citado intelectual en la tarea de rescate de nuestra rica historia de la zona sur del país.

61-       Valentina R. de Del Puerto. Ibañez Rojas. San Juan Bta. Docente. Fue la primera Directora de la Escuela Incompleta que abrió sus aulas en el año 1916. Por decisión de la Junta Comunal de Vecinos desde el año 2010 un importante tramo de dicha urbanización inmortaliza su nombre. Formó a la primera generación de niños en el arte de leer y escribir en aquellos por entonces inhóspitos lugares del “Misiones profundo”.

62-       Fermín Benítez Benítez. San Patricio. Nació en la ciudad de San Patricio Misiones, el 24 de noviembre de 1929, hijo de Isabeliano Benítez Álvarez y Simeona Benítez Aquino. Tuvo en total siete hermanos; Ramón, Leonardo, Elísea, Luisa, Adelaida y Tomasa. Realizó sus estudios en agronomía. Se unió en matrimonio con María Anselma Jara Villalba, engendrando en total quince hijos, diez de ellos sigue viviendo al momento de redactar ésta obra.

Como gran parte de su generación, desde joven se destacó en la lucha social, defendiendo los ideales abrazados al igual que su padre. Es así, que siendo apenas un mozo de diez y ocho años, fue nombrado Juez de Paz en lo Civil, cumpliendo dicha importante función entre los años 1947 hasta el año 1953.
Ayudante rural entre los años 1948 a 1952, ejerciendo la tarea sin percibir salario, ya que se mostraba consustanciado con las tareas que se le asignaba en la sociedad. En materia política, siguiendo la tradición familiar, fue militante de la Asociación Nacional Republicana, Partido Colorado, conscripción que realizó en fecha 20 de agosto de 1946.
Teniendo apenas 34 años de edad, se postuló para presidir la Seccional Colorada de su pueblo, triunfando en las urnas. Corría el año 1962 y merced al deseo de los afiliados a dicha nucleación política, ocupó el cargo durante 21 años, siendo admirable su permanencia en el puesto por voluntad del pueblo.
Como anécdota recuerdan sus descendientes que tanto era el amor por la trasparencia del mismo, al gerenciar la construcción de la Seccional Colorada de San Patricio en 1982, rindió cuentas a los afiliados y gastando la suma de 162.000 Gs. hasta el momento de redactarse estas líneas se tenían los documentos respaldatorios de los egresos realizados.
Dinámico gestor comunitario, trabajó en forma incansable para el funcionamiento del entonces Liceo Nacional que funcionaba en turno noche y posibilitar a los jóvenes trabajadores del distrito proseguir con sus estudios. Igualmente conseguir profesores que enseñen ad honorem era todo un dilema, luciéndose este ilustre en su capacidad de convencimiento a los educadores sobre la importancia de cooperar socialmente de dicha manera. Logró el local para la Oficina de la estatal empresa de comunicaciones ANTELCO de San Patricio (ahora COPACO). Igualmente fue un gran impulsor para el funcionamiento en el distrito de la oficina de correos, Colegio Nacional, entre otros.

En materia deportiva, fiel a los colores del club Libertad de San Patricio, comenzó a andar dicha institución con el nombre de Sport Juventud, convirtiéndose en la actualidad en un gran competidor de la Liga Misionera del Sur.
Defensor de los Derechos Humanos, los sucesor de la Pascua Dolorosa de 1976, a pesar de su condición de colorado lo tuvo en la vereda de enfrente. Ello le causó no pocos dolores de cabeza, pero un hombre identificado con su pueblo no podía permitir que a sus ciudadanos se los persiguiera cruelmente, tal como ocurrió en dicho pasaje de nuestra historia y que nos duele.
Es así, que elaboró estrategias y en tal sentido, sus descendientes recuerdan la cooperación del ilustre para que EQUISIO RIOS y otros perseguidos puedan la frontera en canoa hacía la ARGENTINA, de manera a salvarse de las garras opresoras del régimen dictadorial.
La situación se volvía insostenible, ya que las fuerzas del régimen llegaban a SAN PATRICIO buscando a los integrantes de la Ligas Agrarias y decidiendo quemar los humildes ranchos campesinos a esas alturas ya abandonadas por los perseguidos. Así, se armó de coraje el dirigente republicano y solicitó audiencia al dictador Alfredo Stroessner  solicitando que cesen las persecuciones. Algo habrá influido en el dictador el pedido del dirigente colorado, ya que luego de esa visita, las persecuciones cesaron en San Patricio.
“Esa es una de las razones que San Patricio tenga pocos detenidos y ningún desaparecido”, dijeron sus familiares, para agregar que hasta ahora los sobrevivientes ofrecen su gratitud a la familia Benítez.
La valiente actitud de nuestro ilustre, hizo que recibiera un merecido reconocimiento. Es así, que en fecha 24 de noviembre del 2010 recibió un certificado de reconocimiento del Comité del Partido Liberal Radical Auténtico de San Patricio por su constante e incansable lucha por los derechos humanos y “en especial por salvaguardar la vida e integridad física de muchos ciudadanos de San Patricio y los liberales perseguidos durante la represión de las ``Ligas Agrarias Cristianas´´.
Por su parte, la Coordinadora Departamental de Contralorías Ciudadanas de Misiones, lo reconoció entre ``LOS MEJORES DEL AÑO 2009´´. El evento se realizó el 6 de enero de 2010 en San Ignacio Misiones por parte de la coordinadora departamental de Contralorías Ciudadanas de Misiones.
Las hermanas religiosas aglutinadas en la congregación “La SAGRADA FAMILIA” difundieron  en un libro su experiencia, agradeciendo a nuestro ilustre. Ello ocurrió en el año 2006 en el marco de las recordaciones de los treinta años de la PASCUA DOLOROSA 1976. Explicaban las religiosas que por gestión de Benítez, luego de la fuerte persecución, fueron convocadas para trabajar en la organización espiritual de la ciudad.
Así, encontraron el apoyo del ilustre Monseñor Pastor Bogarín Argaña, quien impulsó la presencia de las religiosas en la ciudad. Unos días después, llegaron a la comunidad las hermanas GEMA, STELA  y AMELIA, quienes encontraron en Fermín Benítez el apoyo de un líder comunitario tan necesario cuando una organización se hecha a andar.
“Hasta hoy se lo recuerda  como una gran persona, de muy buen corazón que sin importarle el color, raza ni religión, ayudó a muchas personas inocentes, como así también a su pueblo sin distinción de bandería política”, concluye uno de los familiares que nos testimonió su recuerdo hacia la figura de su patriarca.
FERMIN BENITEZ BENITEZ culminó sus días en la ciudad de Encarnación a consecuencia de una enfermedad terminal, en fecha 25 de enero de 2010. Sus restos descansan en su ciudad natal San Patricio Misiones.

Entradas populares de este blog

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!