domingo, 13 de marzo de 2016

24 años después: Tañarandy 2016 con un sabor especial!!!




Me acuerdo como si fuera ayer. Éramos un pocos ilusos. Particularmente en mi caso fue más como comunicador social y curioso que otra cosa. Celebrar una fiesta religiosa en Semana Santa en forma diferente. Corría el año 1992 y San Ignacio Guazú Misiones palpitaba unas celebraciones similares a años anteriores. La Semana Santa era larga y por qué no decirlo; tediosa y es más: para los jóvenes de la época (entre quienes me encontraba) hasta aburrida.

“Habrá una celebración diferente en lo de Koki” me acuerdo que nos dijeron en la histórica Radio Arapysandú. A fuerza de ser sinceros, particularmente opté por ir a la procesión de la parroquia local que lógicamente como todos los años nos servía a los cristianos a reencontrarnos con la fe y ratificar nuestro compromiso religioso.

Ese primer año no asistí, pero inmediatamente al día siguiente como cronista callejero o llamada más coquetamente “movilero” (en realidad salía en bicicleta por las calles de San Ignacio a intentar reportar alguna novedad al programa mañanero de la radio) se desató una polemica de aquellos sobre quienes osaron alzarse contra la autoridad de la Iglesia en un absurdo enfrentamiento cargado por oportunistas que estaban muy lejos de comprender el objetivo real de las celebraciones de rescate de religiosidad popular en Tañarandy.

Fue el inicio de todo. Al año siguiente estuve en primera fila, no solo asistiendo a Tañarandy sino implementando un sui generis sistema de transmisión del evento, ya que en aquella epoca la tecnología no nos ayudaba y atendiendo la distancia del evento de la emisora donde trababaja, Radio Libertad FM, ubicado en el actual edificio del Teatro El Molino y La Barraca sitio que denomina la histórica casa de los descendientes de Don Benito Ruiz, abuelo de Koki Ruiz, ayudaba a que se utilizara toda una cinta de casette de alta fidelidad en las antiguas grabadoras portátiles y venir a emitir con media hora de atraso por la única emisora al éter en aquella fecha que muchas radios prefieren llamarse a silencio

Y el evento fue creciendo. Ya no solo el viernes santo, sino días anteriores donde el fenómeno Tañarandy ganó cuerpo a nivel nacional. Hasta que la visita el Papa Francisco el año pasado realmente vino a poner punto final a un estéril y sinsentida discusión: al decidir los organizadores de la venida del Papa que el Altar Mayor que utilizó el Santo Padre en la Misa Central de Ñu Guasú sea construida por el “artista rebelde” y por los no menos insurrectos artistas populares de Tañarandy, entre quienes se encuentran varios brillantes jóvenes ex alumnos míos del Colegio Nacional Egidio Ruiz Aranda de la compañía del mismo nombre.

Por ello y mucho más, Tañarandy 2016 tiene un sabor distinto, especial, único, el fenómeno hizo que los jovenes artistas populares reciban la adhesión de los ignacianos en general quienes no dudan en acercarse hasta el Teatro El Molino y ofrendarles para su desayuno, merienda, poseen invitaciones de un lugar a otro, con la creatividad de Macarena Ruiz, la hija de Koki Ruiz, quien causa admiración de propios y extraños con la creatividad única a partir de frutos producidos por la rica tierra paraguaya.

Tañarandy es una dulce tentación, donde la magia, religiosidad, misticismo y la calidad única nos hace reencontrar con nosotros mismos que lo sentimos únicamente estando en ese lugar, oliendo el olor a tierra, respirando su puro aire natural, escuchando los sonidos del verdor natural que lo rodea y hablando con su gente.
Bienvenidos al Reino Natural, bienvenidos a la creatividad, al arte, a la obra de Dios: bienvenidos a Tañarandy 2016!!!

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!

Ahí está. Altiva. Presente. Desafiante. Radiante. Hermosa. Pública. De todos y para todos. La Facultad de Derecho de la Universidad N...