miércoles, 18 de abril de 2012

Faltan solo 5 nombres para completar la obra... llegamos a los 95!!!!


90-       San Patricio Misiones. Primeros pobladores. Siguiendo con el criterio anterior, decidimos incluir a todos los primeros pobladores de la ciudad geográficamente más pequeña del departamento, porque fueron los que impulsaron y creyeron en el sueño de “el municipio propio”.
Es así, que de algunos hemos hablado en un capítulo particular, la mayoría de los casos se tratan de exponentes de familias distintas, cuyos hijos fueron creciendo y luego por aquella naturaleza propia del crecimiento de las sociedades, fueron uniéndose en lazos familiares para hacer posible la comunidad moderna que hoy conocemos.
Es ahí, que los nombres de Ceferino Ortellado, Vicente Ortigoza, Eduardo Castillo, Pantaleón Zarza, Leonardo Godoy, Sinforiano Martínez, Aniceto Cuenca, Ruperto Vazquez Rotela, Isabeliano Benítez, ilustre No. 55 de esta obra, Del Rosario Castillo, Simeón Ferreira, Del Socorro Martínez y Simeón Quiñonez, adquieren relevancia, junto a otros hombres y mujeres que comenzaron a delinear los destinos de dicha comunidad.
Por dicha razón, lo incluimos a todos ellos en este capítulo, como un homenaje y rescatando del olvido a quienes convirtieron un poblado dependiente de otro municipio, en la ciudad con identidad e historia propia.
 
91-       Tomás Quiñonez. Santiago: fue un gran protagonista de la historia de la capital de la tradición misionera. Aquellos que en un no tan lejano ayer eran los referentes de la sociedad por su don de “Karaí Guasú”. Y “Don Tomás” como se le conocía lo era.
Como los dirigentes contemporáneos suyos, era un hombre de servicio. Caracterizado por una humildad única, prodigaba el amor hacia los demás.
Según el testimonio de quien lo propuso para integrar esta lista, el ciudadano Brigido Gómez Cuenca, actualmente residiendo en Villa Gesel Buenos Aires Argentina, “fue uno de los políticos más honestos que tuvimos en Santiago”.
“Estoy seguro que sus hijos Zacarías, Lalo, Tomas junior, Margarita Quiñones”, siguen el mismo camino concluyó el proponente de nuestro ilustre.

92-       Yolanda Bado de Artecona. San Juan Bautista. Una de las primeras Escribanas de la República del Paraguay. La historia de nuestra patria la tiene con letras de oro a esta hija de la capital departamental, quien junto a la Prof. Dra. Graciela C. Velázquez de Ocampos, nacida ésta el 13 de marzo de 1925 y fallecida el 12 de abril de 1910 fueron las primeras mujeres que hicieron uso de un Registro Notarial, cuyo decreto data del año 1968.-
Por su parte, el conocido historiador compatriota Luís Verón en la Sección Entérese del Diario ABC Color, edición del domingo 15 de abril de 2012 lo califica como una verdadera “Ciudadana del Bicentenario”.
Nuestra fuente señala que la ilustre nació en San Juan Bautista, Misiones, el 21 de setiembre de 1924. Sus estudios los realizó en Encarnación, donde se recibió de maestra normal y ejerció la docencia en esa ciudad y en la capital del país.
En Asunción estudió Derecho y Notariado, siendo la primera mujer paraguaya en ejercer esta actividad. Pese a que estaba recluida en silla de ruedas, fue dirigente gremial y activa dirigente de la Asociación de Educadores de Asunción y de otras organizaciones, como la Liga Paraguaya de los Derechos de la Mujer, el servicio social de la Penitenciaría Nacional y el Colegio de Escribanos del Paraguay.
Doña Yolanda falleció en Asunción, el 8 de abril de 1989. Por su brillante hoja de vida, la incluimos en nuestra galería de hombres y mujeres de Misiones que hicieron historia.

93-       Gobernadores del Departamento de Santiago durante el periodo post jesuítico. Ya hemos dado referencia a varios varones y mujeres que hicieron patria desde Misiones, pero existieron durante la época jesuítica referentes importantes que asentados en la histórica Santiago Apóstol, ex San Ignacio del Caaguazú y que merecen sus nombres ser rescatados del olvido y expuestos a las generaciones futuras.
El Departamento de “Santiago” en el periodo post jesuítico los formaban cinco pueblos que partían desde San Ignacio GuaZú, la histórica capital de las antiguas Reducciones Jesuíticas, pero que comenzó su letargo desde la expulsión de los jesuitas, pasaje de su historia al cual nos hemos referido en las demás obras.
Los demás pueblos eran Nuestra Señora Santa María de Fe, Santa Rosa de Lima y San Cosme y Damián. Nuestra galería de nombres, propuestos por el prolífico investigador de las Misiones post jesuitas y de la época colonial del Paraguay parten de la década formada entre 1770 a 1780 donde José Barbosa desempeñaba tal función, siendo sustituido por Francisco Ubago y Busto por poco tiempo. Luego asumió Francisco Martínez Lobato, quien quedó hasta 1784, año éste en que asume por un periodo de cuatro años José Aragón.
En 1789 asume José Antonio Yegros quien dura aproximadamente durante diez años, siendo sustituido por José Espínola. En 1801 asume como Gobernador Pedro Duran quien queda por dos años en el cargo.
Santiago de Liniers asume por un año en 1803, siendo sustituido por  Pedro Nicolás Alfaro entre los años 1805 a 1810, cerrando un periodo de nueve gobernadores. La profusa investigación de nuestro colaborador prosigue, ya que los datos según el testimonio del mismo extrajo del Archivo General de la Nación Argentina es sumamente importante para conocer aquel rico pasado histórico de nuestros pueblos de las Misiones.
94-       Bernardo Ramírez. Santiago: Nació en el terruño de las verdes praderas y tranqueras a comienzo de la primera década del siglo pasado, hijo de doña Rufina Ramírez, siendo uno de los tantos casos de madres solteras en nuestro país, verdadero orgullo de la paraguayidad.
Según el testimonio de Hilario Rafael Acosta, profundo conocedor de la historia de la capital de la tradición misionera, cuyo texto en su totalidad transcribimos en el presente capítulo, en aquel tiempo no era costumbre  la unión en matrimonio, por la cultura de entonces y machismo acentuado, el varón se resistía a un compromiso formal con las mujeres los que conllevaban a uniones pasajeras y en la mayoría de los casos vivian en concubinato lo que hiso que esta modalidad sea considerada como un matrimonio de hecho, de ahí que en ausencia de un matrimonio de hecho no se contaba con la figura paternal, en el caso de nuestro personaje.
Bernardo Ramírez, tuvo un hermano llamado Faustino Ramírez, a su vez su madre doña Rufina tuvo hermano de nombre Vicente Ramírez, carpintero y ejecutaba la flauta además tenían otra hermana.
El apellido Ramírez adoptaron de una familia tradicional de Santiago grandes protagonistas de la historia nacional, por entonces las familias mas pudientes tenían criados una especie de esclavitud moderada, los hijos de estos seguían siendo tales perteneciendo a generaciones  posteriores de sus amos, de quienes adoptaban sus apellidos .por eso el apellido Ramírez de Bernardo
En el año 1.932 Bernardo acudió al llamado de la patria en desgracia, convirtiéndose en uno de los gloriosos  defensores de la heredad nacional. Nunca se casó, tuvo un hijo de una unión transitoria con doña Hortensia  Acuña llamado Alfonso Acuña. Ya en los últimos años de su vida, paso a vivir en una casita de doña Luisa (rori) Rodríguez con  quien mantenía relaciones, finalmente murió en una total indigencia´
Por estas razones, no se cuenta con documentos a cerca de la foja de servicios de Don Bernardo en la Guerra del Chaco. Sin  embargo aquí viene una interesante anécdota contada por el mismo en vida. “Formó parte del glorioso Regimiento de Infantería que traspasó el Parapití, llegando hasta las primeras estribaciones de los Andes y tomaron la primera población civil llamado Charagua, al mando del padre la Infantería Paraguaya el Gral. Eugenio A. Garay”, narra nuestro historiador y colaborador de esta obra, especialmente de los pobladores santiagueños.
Contaba don Bernardo que entraron en una Iglesia de Charagua. Recogió algunos candelabros del altar con el propósito de traer como trofeo, estos se perdieron en el campo de batalla por que la lucha continuaba.
Los pobladores de ese pueblo huyeron despavoridos quedando totalmente abandonado. El contingente paraguayo tuvo que replegarse por la retoma por parte de los bolivianos sería catastrófica por la distancia en que encontraban de bases  constituyéndose en factor muy adverso.
El rio Parapití que cruzaron de a pie para la vuelta ya encontraron muy crecido traspasándola sobre tambores vacios.
Don Bernardo Ramírez, fue muy querido por todos, muy servicial, siempre con muy buen humor aflorando siempre una sonrisa en los labios, resaltando su blanca dentadura en contraste de su piel morena. Sin conocerse el significado lo llamaban “Charagua”, sin dimensionarse el profundo significado de esa palabra.
“Es importante que la historia también de ocupe de estos héroes anónimo, que su humildad y condición modesta lo resta el valor por tanto sacrificio en aras de la defensa nacional”, concluye el brillante escrito que nos enviara Hilario Rafael Acosta y que compartimos a este héroe anónimo que rescatamos para la presente obra.

95-       Familia DEL PUERTO de Santa Rosa, San Ignacio y Santiago. Una vez más para el presente trabajo fue imprescindible el admirable trabajo de investigación de Cristina del Puerto Jara. La misma nos aportó datos interesantes sobre el protagonismo de los miembros de su familia, en éste caso en el distrito conocido históricamente como la capital del algodón, el bastión de la lucha contra la dictadura stronista donde se centraron los acontecimientos conocidos como “La Pascua Dolorosa”.

Es así que se parte desde 1909 cuando Jacinto del Puerto Estévez ejerce la titularidad de la Junta Económica Administrativa, siendo secundado por Florencio del Puerto como Vicepresidente. Un dato interesante es que el primero figura en la reducida lista de propietarios que contaban con radio receptor y motores para carga acumulador.

En 1915 se construye la primera cancha de tenis, resaltando el protagonismo de los Del Puerto. Nueve años después, es decir en 1924 bajo la Presidencia Municipal de Jacinto del Puerto, se procede al cercado de la plaza principal con balancín de seis hilos, colocándose ocho torniquetes para la entrada y salida en el predio.

El 3 de setiembre de 1944, bajo la Presidencia Municipal de Aníbal del Puerto, se coloca en el centro de dicha plaza un monumento llamado “El Soldado Desconocido”, en homenaje a los Combatientes de la guerra del Chaco.

La “Torre Jesuítica de Santa Rosa (campanario)” quedó inconclusa en el momento de su construcción, aproximadamente de veinte metros de alto, siendo utilizado como mirador con una leve inclinación. La altura era mayor que el edificio actual. Gran protagonista de la construcción fue el Presidente de la organización municipal Crispín del Puerto. El mismo consultó con los otros miembros del cuerpo colegiado y decidieron bajar las grandes rocas, que evidenciaban un futuro derrumbe de dicha “Torre”. Se disminuyó cinco metros de su original altura quedando con aproximadamente 14 metros, siendo un gran atractivo turístico hasta la fecha.

El decano del fútbol misionero, la Sociedad Sportiva Hércules Club no podía dejar de tener entre sus fundadores a un miembro de la familia. Es así que Jacinto del Puerto (h), Crispín del Puerto, Luis Gonzaga del Puerto, entre otros son los excelsos componentes del clan que estuvieron en el nacimiento de dicha entidad, verdadero símbolo del fútbol de Misiones.

En 1966, Arístides del Puerto Sánchez, se destaca en el Club Olimpia de Asunción, considerado como una figura sobresaliente del fútbol paraguayo, integrando la Selección Nacional en varias oportunidades. Fue uno de los dos jugadores que en toda la historia de los clásicos del fútbol paraguayo, convirtió cinco goles en un solo partido. Luego de retirarse de la actividad futbolística como atleta, fue Presidente del club durante varios años, director técnico campeón y Concejal Municipal por el P.L.R.A. Período 2001-2006.
Por su parte en San Ignacio GuaZú, se destacan Alfonso Andrés del Puerto Gómez, talentoso futbolista que marcara toda una etapa en la antigua Liga Misionera de Fútbol. Integrante del Club “Cap. Alfonso del Puerto”, varias veces fue convocado para formar parte de la selección de Fútbol de Misiones. Aún hoy sigue siendo recordado por los pobladores que observaron su desenvolvimiento en los estadios del departamento de Misiones.
Otros miembros de la familia, que vamos a citarlas aun a sabiendas que ya fueron incluidos en la primera obra “Los 200 misioneros ilustres del Bicentenario del Paraguay” e incluso también en este mismo trabajo. Una de ellas es la Profesora Ángela Cerone de Del Puerto, quien en 1887 es nombrada Regente de la Escuela de Niñas de San Ignacio. Dos años después se forma el Primer Consejo Escolar, siendo su titular, Jacinto del Puerto, quien en 1894 fue electo Presidente de la Primera Junta Económica Administrativa.
El protagonismo de los integrantes de esta familia sigue en el año 1903, cuando Felipe José del Puerto Escudero, es electo Vice-Presidente de la Junta Económica Administrativa.
La belleza de las jóvenes integrantes de la familia también motivó que sean electas reinas de sus respectivas ciudades. Es así que en 1958 Carmen Noemí S. del Puerto, es electa Miss San Ignacio. En el año 2005 Arsenia del Puerto en Atletismo se convierte en Campeona Nacional en 400 metros. En el 2010, el Abog. Adolfo del Puerto ejerce la Presidencia de la Cámara Junior de San Ignacio ganando varios galardones a nivel nacional e internacional.
Por su parte en Santiago, se destacan Atilio Teodoro Llano del Puerto, electo Senador Nacional por el P.L.R.A. durante los períodos: 1973-1978 y 1978 a 1983.
El protagonismo de los “Del Puerto” en la Guerra del Chaco fue excepcional. Aunque a algunos ya lo nombramos igualmente en varias obras, podemos citar a los siguientes: Mayor Leopoldo Ramos Del Puerto. (San Juan Bautista) - Tte. 2° Eladio del Puerto Vera (fallecido en guerra) - Cap. Alfonso del Puerto Encina. (Fallecido en guerra) - Tte. Rufo Bordón del Puerto (Fallecido en guerra) - Tte. Pedro N. Brusquetti del Puerto (Fallecido en guerra) - Sgto 1° Eladio del Puerto Vera. (Fallecido en guerra) - Cabo 2° Miguel del Puerto Barrios. (Fallecido en guerra) - Benedicto del Puerto Barrios. (Fallecido en guerra).
Tte. 1° Teófilo del Puerto Jiménez – Tte. 1° Daniel del Puerto Torres – Cristóbal del Puerto Barrios – Tte. 1° Armín del Puerto E. – Tte. 2° Aniano del Puerto Giménez –Cabo 2° Teófilo del Puerto – Rosauro del Puerto – Troperos: Andrés del Puerto – Pedro del Puerto – Honorio del Puerto. Miembro Junta Municipal durante la guerra del Chaco: Clementino del Puerto - Juan F. del Puerto. Hospital. Local de Recuperación de Heridos y Enfermos: Consolación del Puerto - Emérita del Puerto. Agente de Impuestos Internos: José del Puerto. Trabajo de Investigación: Cristina del Puerto Jara a quien agradecemos su gentileza de facilitarnos éste y otros datos que aparecen en la obra.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!

Ahí está. Altiva. Presente. Desafiante. Radiante. Hermosa. Pública. De todos y para todos. La Facultad de Derecho de la Universidad N...