Ilustres desde el 84 al 90!


84-       Agustín Rolón. San Ignacio. “El gran aviador de las Misiones”. Así como la patria tiene su “Silvio Pettirossi”, hoy sin temor a equívocos se puede afirmar que Misiones también tiene a su Agustín Rolón. El hombre que durante años era el dueño y señor del cielo misionero cuyos aires surcaba con una maestría admirable para la algarabía de los niños de aquella época quienes veíamos en sus acrobacias el mundo mágico que imaginamos en esa etapa histórica de la vida.
Nacido en Mbuyapey, departamento de Paraguarí, el 23 de junio de 1938. Como era habitual en aquel tiempo donde el Paraguay se recuperaba de la segunda contienda bélica, nuestro ilustre se crió con su abuela Albertana Solís de Rolón, mujer muy correcta, religiosa devota de la Iglesia Católica que incluso le convirtió en monaguillo y servidor de la iglesia de su pueblo. Con la notable dama estuvo hasta llegar a la edad escolar.
Una vez necesaria el inicio de su formación académica, se trasladó a la capital del país donde culminó la educación primaria, para luego viajar a Buenos Aires de manera a perfeccionarse en su vocación: la aviación.
Corría el año 1958 y una vez culminado los cursos técnicos de mecánica de aviación básica, ingresó a trabajar como ayudante de Mantenimiento en la empresa PanAmerican. Su notable destreza en el desempeño de la tarea encomendada, motivó que fuera becado a EEUU en el año 1961. Una vez en territorio americano, consiguió promociones especiales y así logró en el año 1962 ingresar a la USAF (United States Air Force).
Ya en dicha afamada institución, se inició con los cursos básicos, pero su inteligencia pudo más y logró egresar como Ingeniero y Experto en Aviación. Ello le convirtió en oficial activo de la USAF, sirviendo a la misma durante muchos años llegando incluso en guerra sirviendo a la USAF como comandante de nave de combate.
En el año 1970 se retira de la USAF. Siendo un profesional, capaz, ciudadano americano ilustre y veterano de guerra, decidió formar su propia empresa de mantenimientos, servicios aéreos y agrícolas en general. Tenía como base de operaciones la ciudad de Lobook Texas.
La empresa rápidamente se coronó de éxitos, ampliando su área de cobertura hacia México, Centro América y Sur América, llegando al Paraguay y en particular a la zona de Misiones, Ñeembucú y Alto Paraná donde los cultivos de soja, algodón y trigo se erigían en un atractivo campo de acción de la empresa de nuestro ilustre.
Es así que, en San Ignacio GuaZú, conoció a la mujer de su vida. Era el año 1974 y la dama que iba conquistar su corazón Zully Báez de Rolón se presentaba ante nuestro ilustre. En verdad, cuentan los familiares, cuyo testimonio fue valioso para este rescate que la realización de una tarea laboral a la madre de la dama; Doña Ramonita de Báez fue el hecho que hizo conocer a los futuros contrayentes.
Formaron una hermosa familia con sus hijos Richard, Augusto y Alejandro Rolón, en su hogar y PC de operaciones de su empresa (FAP) Fumigación Aérea Paraguaya. Ya unido a una misionera e ignaciana, adoptó la ciudad como si fuera suya, estableciendo su empresa en el sitio donde el antiguo hangar hasta la fecha se mantiene intacto.
El servicio que prestaba en aquel tiempo en esta zona del país nuestro ilustre era invalorable. Incluso en momentos difíciles de ciudades como Yabebyry, Laureles, Cerrito y Pilar encontraban la mano amiga del experto que no titubeaba en conquistar el aire y aterrizar donde pudiera para salvar la vida de un hermano necesitado.
La única pista de aviación que tuvo San Ignacio fue quizás a su dinámica tarea. Sin embargo, llegó el año 1993 y la misma fue clausurada para construir un hipódromo en el sitio, lo cual obligó a la familia a emigrar a la capital del país.
“Penosamente se extirpó a la ciudad la única y gran posibilidad de progreso y expansión a través de la aviación, que como sabemos existe en todas partes del mundo hoy día”, nos escribe su hijo el Dr. Richard Rolón, cuyo testimonio fue clave para esta tarea.
Explicó que posteriormente, ya sea por motivos de estudio de sus hijos y las constantes propuestas y oportunidades de trabajo regresó a los Estados Unidos en 1999.
“En la actualidad es dueño de la empresa de mantenimientos y trabajos especiales en aviación Máster Aviación Services INC, una empresa próspera y progresista con componentes en esencia plenamente familiar ya que la familia sigue creciendo y ahora ya con la primera y hasta ahora única nieta y nena de la familia Mía Vale Rolón, para acompañar a la que siempre fue nuestra única nena: Doña Zully nuestra mami”, concluye emocionado nuestro entrevistado, el también ilustre médico hijo de nuestro protagonista de este segmento de la obra.

85-       Carlos Schauman. San Juan Bautista. Como ya señaláramos en la primera obra “Doscientos misioneros ilustres del Bicentenario del Paraguay”, el departamento de Misiones es tierra pródiga en recibir a personas que de otros lares vinieron se encantaron con esta tierra roja y quedaron a residir entre las praderas y tranqueras del octavo departamento
Uno de ellos es el “notable” de referencia. Nacido en Asunción, convirtió a San Juan Bautista en el oasis donde quedó finalmente para cooperar con el desarrollo comunitario en el segmento que le encantaba: la cultura.
Es así que Chingolo Colmán en su obra “Reminiscencias Sanjuaninas” lo considera como un genuino propulsor de la cultura sanjuanina. Hijo de finlandeses, vino al mundo el 23 de junio de 1916. Realizó sus estudios básicos en el Colegio San José de Asunción
De espíritu jovial, inteligente, con una sólida formación, rápidamente se ganó el aprecio de propios y extraños. Ex combatiente de la Guerra del Chaco, se presentó en el frente de batalla, siendo apenas un adolescente de 15 años.
“En ningún instante dudó para presentarse en defensa de la heredad amenazada por las huestes bolivianas y llegó  el frente de operaciones en compañía de otros camaradas, henchidos sus corazones por el amor grande hacia el suelo que lo vio nacer”, señala Chingolo en el testimonio hacia nuestra figura de referencia.
Cuando los cañadones chaqueños volvieron a su característico silencio por el cese de las hostilidades, volvió a la capital del país donde las aulas de la Escuela Nacional de Comercio le cobijan.
Considerado como un alumno ejemplar, se gradúa como Contador Público. Ello le sirve para integrar la nómina de funcionarios del Banco Agrícola del Paraguay.
Aquel acontecimiento marcó su vida, ya que teniendo dicha institución bancaria una sucursal en San Juan Bautista, el mismo pisa tierra misionera, instalándose en la fronda sanjuanina en compañía de su esposa doña Elda Noemí. De la unión nació un solo hijo: el Dr. Carlos Schauman, Cónsul de Finlandia por mucho tiempo.
“Comienza una nueva vida y no tarda el matrimonio en ser protagonista de las actividades culturales sanjuaninas. Don Carlos era el eje, el promotor de todas las sesiones culturales y lo hacía con gran cariño”, agrega Colmán en su obra.
Explica que participaban de las reuniones sociales las familias sanjuaninas y el punto de encuentro, el local de “MIRO” Miguel Rojas, todos los sábados a las 17 horas, hasta las 21 horas, era la cita obligada de la juventud para la fiesta del espíritu, se escuchaban polcas, valses, pasos dobles.  Cha cha cha , tangos y otros ritmos de la época, que tan solo recordando llena de nostalgia a varias generaciones de cultos ciudadanos de la capital departamental.

Nuestro ilustre incursionó igualmente en el deporte. Es así que el Sportivo Obrero fue el club de su predilección, contribuyendo notablemente al acrecentamiento cultural del club.
“Imborrables huellas dejó en su pasar don Carlos por esta comarca que brindó sombra y hospitalidad. Recordarlo en este momento es un deber moral, ya que siempre admiró la cultura sanjuanina y en varias oportunidades comulgó con ella y fue su protagonista central”, concluye nuestra fuente. Falleció el 16 de febrero de 1960.
 
86-       Jacinto Cáceres. Yabebyry. Fiel demostración que el aislamiento, el olvido y la desidia no son obstáculos para quienes decidieron luchar por ocupar un lugar en el mundo “haciéndose como personas”. Rescatado del olvido mediante la maravillosa obra de Chingolo Colmán que es una fuente privilegiada para quienes alguna vez pisaron territorio sanjuanino, fue la histórica Yabebyry que a solo 11 años de haber terminado la “Guerra Grande” la que lo vio nacer.
Nacido en la cuna de Juanita Pesoa territorialmente pertenecía al departamento de Ñeembucú el 11 de setiembre de 1884, la decisión de su madre Josefa Caceres hizo que a temprana edad tuviera que emigrar y trasladarse hasta Pilar donde ingresó a las aulas escolares y realizar sus estudios primarios.
Al promediar los veinte años, se traslada al departamento de Misiones, afincándose en principio en la ciudad de Ayolas. Corría el año 1905 y durante cinco años ejerció el comercio en dicha metrópolis fronteriza en la firma comercial “Cáceres y Bado”, por cuyo puerto San Josemí se desarrollaba una intensa actividad comercial que data de la época de los jesuitas.
Cinco años después, por recomendación de algunos amigos y clientes incluso, decide trasladarse
hasta la capital departamental de Misiones San Juan Bautista, donde sigue dedicándose al comercio y a la explotación pecuaria. Su inserción en la sociedad sanjuanina hizo posible que conociera a la mujer de su vida, contrayendo matrimonio con Filomena Abrán, de cuya unión nacieran dos hijos: Josefina y Jacinto.
En San Juan Bautista durante sesenta y cinco años ejerció la titularidad de la firma comercial “Tienda La Positiva. Ramos Generales y Panaderías”, siendo uno de los referentes comerciales más importantes de aquel tiempo en nuestra zona.
Según las especificaciones del trabajo histórico de Cristina del Puerto Jara, el salón principal de venta del edificio propio tenía diez metros de ancho por veinte de largo, caracterizándose por sus  numerosos mostradores, escaparales y vidrieras. Ramos generales y panadería. Edificio propio. Nuestro ilustre operaba con los bancos Agrícola del Paraguay y Nación Argentina.
Paralelamente el establecimiento ganadero “Santa Filomena” en las cercanías del Arroyo Aguaray se caracterizaba por la excelsa explotación pecuaria, siendo igualmente un punto referencial en la producción de animales de distintas razas. Según el material que nos acercara la brillante historiadora misionera, radicada en Asunción Cristina del Puerto, la estancia poseía 2560 hectáreas y se caracterizaba por la buena mestización.
Al decir de nuestra fuente histórica, la obra de Chingolo Colmán, la solvencia moral y la honradez sin límites de nuestro ilustre, hicieron que exponentes de distintos sectores sociales le propongan la Presidencia de la Junta Municipal, honorable cargo comunitario que ejerció durante tres periodos en San Juan Bautista.
Desde el curul legislativo comunal gestionó y concretó importantes obras de infraestructura comunitaria, tales como la apertura de distintas avenidas en la ciudad, habilitación de un moderno Matadero Municipal acorde con las exigencias de aquel tiempo, construcción del Mercado Municipal, ubicándose el mismo en las cercanías de la actual Terminal de Ómnibus.
Cuando los clarines de batalla hicieron escuchar sus lacónicos sonidos, lejos de temer, nuestro ilustre fue designado Presidente de la Sub comisión de Aprovisionamiento y en tal carácter recurrió a sus amigos y colegas productores pecuarios para cooperar con ganado vacuno y de otras especies para permitir la alimentación de los compatriotas que se encontraban en el frente de batalla.
En el ámbito deportivo en el año 1916, fue fundador del club 1 de enero de San Juan Bautista de las Misiones, inscribiendo su nombre entre los grandes exponentes de la historia de la entidad albinegra. Igualmente formó parte de la primera Comisión Directiva del Club Social San Juan fundado cuatro años después mediante el incansable impuso del Dr. Carlos Díaz León.
Manifiesta Chingolo Colmán en la brillante biografía que nuestro ilustre también tuvo hijos reconocidos antes de su matrimonio. Se trata de Julio, Manlio, Aníbal, Salvadora, Luciano, Leticia y Juan.
Falleció el 18 de junio de 1967, causando una gran congoja ciudadana, debido al rol social que desempeñó en beneficio de toda la sociedad misionera.


87-       Mario Amado Insaurralde. Piringo. San Ignacio. En el epigrama de los pueblos existen hombres y mujeres que a partir de una decisión personal hicieron historia ya que la iniciativa particular, finalmente se proyectó en beneficio de toda la sociedad y finalmente sus empresas particulares se convirtieron en el símbolo de la comunidad.
Este es uno de ellos. La decisión del ilustre de referencia que en aquel hoy ya lejano 1969 de habilitar el “Hotel Parador Piringo” fue algo que trascendió a su propia vida, ya que aquello hoy es magistralmente proseguido por sus descendientes.
Nacido en San José de los Campos Limpios de Tapúa, hoy simplemente conocido con el nombre de “Ciudad de Limpio”, el 22 de Julio de 1931, aquel convulsionado momento de la historia de nuestra patria hizo que toda la familia se trasladara hacia el sur de la patria, recalando en San Ignacio GuaZú Misiones donde rápidamente se integró a la sociedad de la época.
Es así, que se unió con la compañera de su vida María Luisa Insaurralde con quien tuviera cuatro hijos: Miguel Angel, Osmar, Gustavo y Miriam.
Según el testimonio de Margarita Ortiz, familiar del ilustre, aquel emprendimiento privado iniciado a fines de la década del 60 se constituyó con el correr del tiempo como un verdadero símbolo de la Ruta Internacional No. 1. “Deducirán ustedes los años de servicio a la comunidad de San Ignacio, al departamento de Misiones y a todos los viajeros  que transitan por la ruta Internacional Nº 1 Mcal. Francisco Solano López”.
Afirma que dos personas de trayectoria impecable fueron los encargados de fundar la noble empresa familiar: Mario Amado Insaurralde, más conocido como Don Piringo  y doña María Luisa Insaurralde de Insaurralde su esposa.
“En sus inicios preparando las exquisitas empanadas, milanesas y las suculentas comidas típicas para el deleite de todos cuantos pasaban por esta ciudad, primeramente en un bar en el centro de la ciudad ya con la categoría de un parador de viajeros y colectivos de transporte público, sobre la avenida Mcal. Estigarribia, fueron mudándose de un local a otro siempre sobre la misma avenida”, prosiguió.
“Quien no recuerda las alegres jornadas de Piringo! Gracias al trabajo tesonero y al esfuerzo de los pioneros, unos padres maravillosos que hoy ya no están, pero siguen vivos en nuestros recuerdos,  ellos supieron  educar en el trabajo y valorar  el esfuerzo de todos, hoy sigue ya en su local propio”, continuó.
Igualmente destacó que la lección fue aprendida por sus hijos, recayendo en Gustavo Insaurralde Insaurralde la enorme responsabilidad de seguir enalteciendo la prestación de servicios a todos los que viajan usufructuando la Ruta 1.
Pero el ilustre no solo limitó su trabajo administrando su exitosa empresa particular, sino que también se proyectó a toda la sociedad. Es así, que llegó a presidir varias instituciones deportivas, como el club de sus amores 19 de marzo FBC e incluso llegó a la presidencia de la Federación Deportiva Misionera, Décima Región Deportiva entre otros.
En materia política, su defensa de las ideas que sostenía motivó incluso que en un momento dado sufriera una persecución, siendo confinado en la época de la dictadura al Fortín Lagerenza del Chaco paraguayo. Falleció el 1 de abril de 1998 con gran congoja de sus amigos y familiares.

88-       Fredi Jesús Cardozo. San Miguel. El destino tuvo que decidir que sea el otoño misionero de 2012 el que cegara la vida de Fredi Jesús Cardozo. Un hombre consustanciado con la sociedad al cual servía.
El mismo, según el testimonio del Intendente Municipal de San Miguel fue un gran exponente de la sociedad sanmiguelina, desempeñándose durante varios periodos como Presidente de la Junta Municipal y Miembro de la misma.
“Don Fredi, como cariñosamente le llamamos todos, ha sido un hombre que trabajó por el desarrollo de su comunidad, fue un hombre conciliador bondadoso con un gran espíritu de servicio”, indicó Díaz Escobar.
“Su contribución al desarrollo político y la vida cívica de San Miguel ha sido importante a través de su larga militancia política como Presidente de la Seccional Colorada Nro. 232 de San Miguel Misiones”, concluyó el Lord Mayor de la ciudad al que pertenece el ilustre de referencia.
Falleció 14 de abril de 2012 dejando un testimonio de vida admirado por propios y extraños.

89- Familia Del Puerto Recalde. San Juan Bautista. La realización de éste tipo de trabajos hace que uno se ponga en contacto con hombres y mujeres brillantes. En ese sentido, dentro de nuestro recorrido hemos recaído y nos encontramos con Cristina del Puerto Jara una excelsa exponente de esta familia virtuosa, cuyos miembros estuvieron en las páginas más bellas de la historia de la patria. Nuestra fuente testimonial se desempeña como miembro del Centro Cultural Sanjuanino "Agustín Pío Barrios" de la ciudad de San Juan Bautista - Misiones. 
La misma señala que es imprescindible dar a conocer el actuar de esta noble familia Del Puerto Recalde, cuyos integrantes, algunos crecieron a la sombra de la dictadura y otros en el exilio organizando la resistencia pues dentro de ella se encuentran HÉROES ANÓNIMOS, darles su lugar, es revalorizar de esta manera las actitudes ciudadanas.
1915 - 1997 BENICIA GUILLERMINA DEL PUERTO RECALDE (Totí): Ayudante de enfermería durante la guerra del Chaco. 1917 OSVALDO FÉLIX DEL PUERTO RECALDE (Cheraí): Ex Combatiente de la Guerra del Chaco. El 29/09/209 fue condecorado con la medalla de la Cruz del Defensor, uno de los más altos galardones del ejército. El 12/06/2011 le fue otorgada la “Medalla del Bicentenario”. 1919 – 1998 ÁNGEL JOSÉ DEL PUERTO RECALDE (Chocolo) : Trabajó en su ciudad natal, en la clandestinidad, por un Paraguay libre del autoritarismo. Siempre por el Partido Liberal. 1921 – 1999 ARSENIO RAIMUNDO DEL PUERTO RECALDE (Choquito): Liberal. Administrador de estancias. Detenido en varias oportunidades en la 3ra. Región Militar de San Juan Btta. por militar para el Partido Liberal y manifestarse siempre en contra del déspota Alfredo Stroessner Matiauda. Durante toda su vida se mantuvo fiel a sus ideales. 1923 – 2011 FELIPA JOAQUINA DEL PUERTO RECALDE (Tarica): Acompañada por su padre: Felipe B. del Puerto Cerone, colaboró en la contienda chaqueña. 1924 – 2008 FELIPE BENICIO DEL PUERTO RECALDE (Chacho): Fue detenido en varias oportunidades junto a Alberto Irún Díaz, Arsenio Raimundo (Choquito), su hermano mayor, por militar por el Partido Liberal y ser opositores indiscutibles al gobierno del Tirano Alfredo Stroessner Matiauda. 1926 – 2008 JOSÉ SEBASTIÁN DEL PUERTO RECALDE (Chicote): Como sus hermanos, solo por PENSAR DIFERENTE, fue exiliado político. Con hombría, fue opositor al dictador Alfredo Stroessner Matiauda para poner fin a los derechos violados. Colaboró en todos los acontecimientos relacionados al Partido Liberal en Buenos Aires –Argentina. 1927 – 1999 ANA CATALINA DEL PUERTO RECALDE (Anita): Solidaria con los paraguayos en el exterior. Opositora al gobierno de Alfredo Stroessner Matiauda. Colaboradora con el Comité Central del Partido Liberal. 1928 – MARÍA ÁNGELA DEL PUERTO RECALDE (Angelita o Yuby): Liberal, colaboradora de su Partido. Apoyando siempre a sus hermanos en los eventos políticos, que en la mayoría de veces, tenían la misión de recaudar fondos para la lucha contra la dictadura. 1932 HIPÓLITO LUCIO DEL PUERTO RECALDE (Queito o Poló): Integrante del Movimiento 14 de Mayo de 1959. Liberal. Afiliaba a los jóvenes sanjuaninos en la clandestinidad. 1933 ADALITA DOROTEA DEL PUERTO RECALDE: Integrante del Movimiento 14 de Mayo de 1959. Diputada Nacional por el Partido Liberal Radical Auténtico en los períodos: 1989-1993. A la misma nos referimos en un capítulo aparte en esta obra. Todos ellos patriotas y amantes de su patria que en su momento supieron honrarla y defenderla. “Fue, es y será NUESTRO MAYOR CAPITAL”, concluye en su testimonio que valoramos y admiramos, Cristina Del Puerto Jara. Por formar parte de un mismo grupo familiar, lo incluimos en un solo capítulo de ésta obra.

90-       San Patricio Misiones. Primeros pobladores. Siguiendo con el criterio anterior, decidimos incluir a todos los primeros pobladores de la ciudad geográficamente más pequeña del departamento, porque fueron los que impulsaron y creyeron en el sueño de “el municipio propio”.
Es así, que de algunos hemos hablado en un capítulo particular, la mayoría de los casos se tratan de exponentes de familias distintas, cuyos hijos fueron creciendo y luego por aquella naturaleza propia del crecimiento de las sociedades, fueron uniéndose en lazos familiares para hacer posible la comunidad moderna que hoy conocemos.
Es ahí, que los nombres de Ceferino Ortellado, Vicente Ortigoza, Eduardo Castillo, Pantaleón Zarza, Leonardo Godoy, Sinforiano Martínez, Aniceto Cuenca, Ruperto Vazquez Rotela, Isabeliano Benítez, ilustre No. 55 de esta obra, Del Rosario Castillo, Simeón Ferreira, Del Socorro Martínez y Simeón Quiñonez, adquieren relevancia, junto a otros hombres y mujeres que comenzaron a delinear los destinos de dicha comunidad.
Por dicha razón, lo incluimos a todos ellos en este capítulo, como un homenaje y rescatando del olvido a quienes convirtieron un poblado dependiente de otro municipio, en la ciudad con identidad e historia propia.

Entradas populares de este blog

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!