"Barret: pilar del pensamiento moderno", dijo el ganador del concurso de ensayos.

Creo que Rafael Barrett influyó muchísimo en el desarrollo de un pensamiento independiente en el país”, dice Paulo César López Centurión, el estudiante de Letras, ganador del Concurso de Ensayos sobre Rafael Barrett, organizado por la Secretaría Nacional de Cultura en el año del centenario del fallecimiento del escritor español que desarrolló prácticamente toda su obra en nuestro país, convirtiéndose en una figura clave de la literatura y el periodismo paraguayo.

“Progreso y Antropología, el aporte de León Cadogan”, se titula el trabajo con que López Centurión obtuvo el Primer Premio del Concurso de la SNC, un trabajo que propone “un replanteamiento epistemológico de las ciencias sociales”, según su autor, y que reivindica la figura y el aporte de investigadores sociales, como el mismo Cadogan, al desarrollo de una cosmovisión distinta al imperativo eurocéntrico que retroalimentaba la idea de que todo “lo nuevo y moderno venía de Europa y los centros de civilización”.

“Yo mismo estuve convencido mucho tiempo de que los europeos habían traído la escritura y la civilización”, dice Paulo, quien participó este miércoles del programa “Cultura para vos”, el espacio que la SNC produce en Radio Viva. Paulo argumenta que “autores como Cadogan me mostraron un universo simbólico distinto”.

El trabajo con el que ganó el Concurso de Ensayos de la SNC, plantea precisamente esto, por un lado la inversión de las relaciones entre el investigador y el objeto de estudio, la suerte de deconstrucción planteada por Carlos Castaneda en su obra “Las enseñanzas de don Juan”, donde “el antropólogo, el investigador se convierte en una suerte de neófito, y el objeto de estudio en el maestro que guía el aprendizaje del investigador”.

Paulo López opina que “esto mismo pasó con León Cadogan, aún cuando no hay nada en común entre su obra y la de Castaneda, salvo el contexto en que se refleja este mismo mecanismo con que Cadogan es aceptado en la comunidad indígena, se integra, se convierte digamos, haciendo que su trabajo no sea un trabajo etnográfico simplemente”.

“Barrett y Cadogan trabajaron en disciplinas distintas, pero sus obras se tocan en el grupo social que reivindican ambos. Cadogan hizo una defensa abierta de la causa indígena, denunció la persecución, el asesinato, y todos los atropellos que siguen viviendo los pueblos indígenas en nuestro país, y afuera de nuestras fronteras también. Y lo mismo Barrett, que denunció el atropello, la persecución, el asesinato de obreros y campesinos, una realidad que se prolonga hasta hoy”.

“Ambos retrataron la ideología del progreso tecnológico, la estratificación social como base del desarrollo económico. Las estrategias económicas no pueden ser vistas como soportes para decir que una cultura es inferior o superior a otra; la economía es un sistema racional en tanto sirva a la especie humana para sobrevivir. Nadie niega su importancia, no podemos desconocer la época de la Globalización, pero ello no implica que debamos relegar a los pueblos indígenas, que también tienen sus formas y expresiones de cultura al último nivel de la escala social, cuando son como decía Bartomeu Meliá “poetas de la selva”.

Paulo César López Centurión e Irina Ráfols se adjudicaron el primer y segundo premios del Concurso de Ensayos sobre Rafael Barrett.    

Ambos trabajos, “Progreso y Antropología: el aporte de León Cadogan”, de López Centurión; y “La identidad rebelada”, de Ráfols, fueron ampliamente destacados por el escritor Carlos Villagra Marsal, integrante del jurado junto al también escritor Osvaldo González Real y al antropólogo Guillermo Sequera.   

Cristian David Andino Rojas, Oscar Adolfo Bogado Rolón, Hermes Ramos Dávalos y Lía Beatriz Colombino Chase fueron quienes recibieron menciones especiales por sus escritos.

Entradas populares de este blog

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!