Prólogo del libro "Misiones o Alrevelandia". Maravilloso escrito de Cirilo Ibarra Enciso. Pág. 5 - 6

Sería exagerado presentar este esfuerzo literario como un trabajo sin parangón. Sin embargo, particularmente lo encuentro diferente, especialmente al comparar con otros intentos realizados en la zona, también en la elaboración de obras. Se trata de un obra en la que Camilo logra compilar objetivamente un montón de peculiaridades del departamento de Misiones y en especial, de su querida San Ignacio. Se observan datos obtenidos a través de largos años y de pacientes búsquedas, a los que agrega el ingrediente llamado excelente trabajo periodístico.

En algunos casos destaca hechos plagados de contrasentidos. Habla de increíbles sucesos, de llamativos y peculiares acontecimientos, sumando a ellos su extraordinaria condición para hilvanar las palabras y por sobre todo ordenar sus ideas.

Este capítulo tiene incalculable valor, porque es el esfuerzo de una persona, quien desde su adolescencia buscó la manera de comunicarse con los demás. Lo hizo y lo sigue haciendo con tenacidad y talento. Ha transitado sinuosos caminos desde su infancia, pero dentro de esa adversidad sintió el latido de su corazón hacia el mundo de la comunicación. Igualmente deja en claro que sigue con su faena altruista, desarrollada con permanente interés en enaltecer la historia cultural ignaciana, evocando en esta oportunidad las creencias populares en torno a las famosas y legendarias cruces (Torales, Félix, Jesuita y Zapatero). Tampoco deja de lado la anual y extraordinaria manifestación cristiana en Tañarandy, sede de la famosa “Semana Santa a lo yma (*)”.

Y como si todo fuera poco, relata también el caso de grandes y pintorescos personajes, como Ramón Aponte, Merardo Palacios y el “Quijote” misionero Nestor Damián Girett.

Pero, la creatividad de Camilo no tiene límites y como quien dice, “de poeta y loco, todos tenemos un poco”, rubrica las páginas de éste capítulo con hermosos poemas, con los que no hace otra cosa que dar rienda suelta a sus momentos de inspiración.

Hoy me congratulo por haber compartido ocho años de trabajo con Camilo Cantero, lapso en que siempre hizo escuchar su voz y plasmó en sus escritos su alerta contra la impunidad. Lastimosamente dedicó mucho tiempo de aquellos esfuerzos a medios de comunicación en los que no se supo valorar su capacidad, en los que ganan terrenos los “chantas y fanfarrones”. También Camilo, mostró siempre interés por los emprendimientos en pro del desarrollo regional. Ahora logra dejar impregnada en éste capítulo esa noble lucha, al tiempo de abrir nuevos horizontes y senderos para quienes quieran seguir sus pasos en el ámbito cultural.

Recomendar éste capítulo no es tarea difícil, todo lo que está encuadrado dentro de la cultura, vale la pena registrarlo. Pero en éste caso, “Misiones o Alrevelandia”, es uno de aquellos textos que mantendrá el suspenso y la atención de cada uno de los lectores. Espero que sea bien recibido en todos los sectores y que adornen todas las bibliotecas del país. Hago votos para que así sea.

Entradas populares de este blog

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!