Moisés Bertoni estuvo por Yabebyry.

El apreciado periodista Andrés Colmán Gutiérrez en la red social Facebook en la fecha nos sorprende con un dato no menos asombroso: el paso del sabio Moisés Bertoni por Yabebyry. Todo en el marco del proceso de la próxima apertura del Museo Bertoni a 36 kms. al sur de Ciudad del Este.     
En su breve biografía sobre la manera en que el sabio finalmente fue a residir en Ciudad del Este, cuenta Colmán Gutiérrez que el 14 de febrero de 1882, Moisés Bertoni escribe una carta a su esposa Eugenia Rossetti, quien se hallaba en Zurich, comunicándole su deseo de llevarlas a ella y a sus primeros hijos en la gran aventura al interior de la Argentina: “El dado está echado y nosotros partiremos... Sí, querida Eugenia; nosotros partiremos hacia una supuesta Patria; desdeñaremos una sociedad sifilítica que sólo las bombas sabrán curar; una sociedad que desde el lecho en el que yace putañeramente se burla de nuestra ‘superstición’ humanitaria, y que ofrece su inmundo pan al precio del embrutecimiento. ¡No, por Dios!, la naturaleza no nos ha dado una conciencia superior para embrutecerla en aquel océano de basura que desfachatadamente se llama la sociedad moderna”.
El 3 de marzo de 1884, a bordo del vapor “Nord América”, Bertoni embarca con su esposa, su madre Giuseppina, y sus primeros hijos nacidos en Suiza Reto Dividone, Arnoldo da Winkelried, Vera Zasulič, y Sofia Perovskaja. Junto a él vienen otros 40 agricultores suizos, a quienes había convencido de que al otro lado del mar les esperaba el paraíso terrenal.
Llega a Buenos Aires y logra entrevistarse con el presidente argentino, Julio Roca, a quien entusiasmos con su proyecto colonizador. Roca le facilita los medios para establecer su “colonia utópica” en la provincia de Misiones, en un lugar llamado Santa Ana, hasta donde llegan los inmigrantes y Bertoni levanta sus primeras casas. Pero la inclemencia de la naturaleza, las intrigas de los caudillos locales, el azote de los bandoleros, plantean una y mil dificultades y provoca fuertes divisiones en el grupo humano.
Tres años después, Bertoni huye hacia otro lugar llamado Yabebyry, y finalmente cruza al Paraguay, donde encuentra su lugar en el mundo: un barranco a orillas del río Paraná, en medio de la selva indómita, a donde trasladará su sueño de crear la sociedad perfecta, denominada “Colonia Guillermo Tell”.
      Otro dato importante en la historia de Yabebyry para debatir y compartir con los amigos.

Entradas populares de este blog

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!