Dr. Ricardo Pavetti nos escribió.

El brillante historiador compatriota, cuya entrevista por el Diario ABC Color de la semana pasada hemos reproducido íntegramente en nuestro blog respondió a un email que anteriormente le hemos enviado en forma conjunta con Carlitos González. Ello se está dando en el marco de las tareas previas a la organización de una serie de eventos por el Bicentenario en San Ignacio Misiones. La misiva señala cuanto sigue:
Asunción, 27 de febrero de 2011

Apreciados Señores:
Recién, hace un momento, pude acceder  a los correos que me han dirigido. Les agradezco enormemente el gesto: es un aliciente magnífico el de ustedes. Es que en medio de toda esta mascarada sectaria y elitista, inficionada de interesadas influencias foráneas y por extranjeros que, sorprendentemente, deciden por nosotros en términos históricos. El peso de esa gente es formidable y están metidos en todas partes.
El 12 de agosto di una conferencia en el CRENT (Centro Regional de Educación Natalicio Talavera) de Villarica. Me negaron el certificado de haber dado dicha charla académica. Fui muy bien atendido -  debo reconocerlo- por el personal subalterno de dicha comunidad educativa, pero los directivos me hicieron el vacio. NO guardo ninguna animadversión por eso: de hecho me estan invitando de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de esa ciudad para la conmemoración del Bicentenario,  a realizarse en alguna fecha.  
De la benemérita ciudad de San Ignacio Guazú llevo hermosos recuerdos, desde los tiempos en que el P. Antonio Betancort me invitaba para dar clases de Historia del Paraguay, como parte de un hermoso proyecto de integrar a Las Misiones del Paraguay al Circuito turístico de las Reducciones del Brasil y de la Argentina. Asistían entusiastas candidatos a agentes  y promotores culturales, candidatos a constituirse en personal de Hoteles, hosterías, pensiones, restaurantes, genete que soñaba trabajar como guías turísticos, etc. Ni  el calor ni el potente frío amilanaba a esa gente, en las clases que se daban en un tinglado, anexo a la casa del entonces gobernador, el Señor Ruiz (finales de los '90), a  metros de la Casa de los jesuitas, en donde me hospedaban. La última vez que fui a ese querido San Ignacio fue en enero de 2002, para dar un recuento sobre el Paraguay colonial: una martónica clase de cinco horas.
Me hace muy FELIZ  recibir las palabras de ustedes.
Sería muy interesante encarar, paralelamente a los proyectos que impulsan ustedes, una investigación sobre el rol de los misioneros en la sustentación de esta República. Un estudio que debe abarcar a partir de 1767. Rescatar nombres de los misioneros ilustres, por ejemplo. Pienso en un colega, el Lic.  en Historia, Francisco Ferreira (actualmente cursa la carrera de Filosofía, no recuerdo si es oriundo de Santa Rosa o de San Miguel) que podría enlazar con ustedes en estos esfuerzos. . Anda por muy buen camino, es muy joven, y ya ha tenido cierto interesante protagonismo en un popular programa de TV, cuando "le puso la tapa" a una conocida "historiadora"... Creo que no se negará en ayudarles.
La Historia no es de los historiadores, es de TODOS. Es una ciencia multidisciplinar y transdisciplinar.
Acordemos un encuentro o diálogo. Me emociona la perspectiva de trabajar con ciudadanos paraguayos respetables como ustedes. Debemos quebrar la fuerza de estos grupos elitistas, estrechos y sectarios.
Al agradecerles la confianza, les saludo afectuosamente. Dr. Ricardo Pavetti.

Entradas populares de este blog

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!