domingo, 20 de febrero de 2011

2da. parte de la entrevista de la fecha con el Dr. Ricardo Pavetti. Fuente: ABC Color.

–¿Cree que la revolución paraguaya fue distinta a  otras de América? ¿Cómo la califica? –Las revoluciones de independencia americanas están encuadradas en el gran cauce de las revoluciones burguesas. La gesta paraguaya tiene el carácter democrático-burgués, por la decidida participación de las masas campesinas. La burguesía de Asunción, débil e ignorante, fue incapaz de dirigir su propia emancipación. Las capas intermedias del campo paraguayo le dieron a la revolución paraguaya ese sesgo radical que la singulariza. Fue una revuelta magnífica, aunque no haya cobrado la relevancia de otras de América.  
–¿Cuál fue el aporte de Don Carlos Antonio López con el periódico El Paraguayo Independiente? –Si Francia fue el primer formador de opinión pública del Paraguay, a través de sus cartas (era un escritor compulsivo), Don Carlos fue el gran formador de opinión pública, a través del primer periódico. Como periodista galvanizó los espíritus de los paraguayos de su tiempo.   
–¿Qué diferencias políticas, sociales o económicas encuentra comparando el momento en que se celebró el Centenario y el actual Bicentenario?   
   –El Centenario transcurrió en medio de una anarquía. Existe una coincidencia: desde Buenos Aires se busca, como entonces, dominar la navegación fluvial. De hecho, lo hicieron desde 1870 hasta los 60 del siglo XX. En 1911 estábamos inmersos en una tragedia, en el 2011 participamos de una farsa. El país, como hace 100 años, se encuentra en situación de dependencia e inerme.   
–En momentos críticos o especiales se suele recordar o apelar a las figuras del  Dr. Francia, Don Carlos  o el   Mariscal López, ¿a qué se debe? –Francia es para los paraguayos lo que Moisés para el pueblo hebreo: el liberador de la dependencia foránea. Don Carlos aceleró la entrada del país a la modernidad de entonces, inició la institucionalización y sentó las bases de un Estado decente (según John Rawls): un Estado que, sin tener las conquistas de un Estado liberal, realizó supremos esfuerzos por acortar las distancias históricas. No se debe olvidar que el Paraguay inició su proceso de independencia desde posiciones muy atrasadas, por el inicuo trato que nos diera el sistema colonial hispánico. Francisco Solano López, al defender consecuentemente la soberanía y la independencia del Paraguay nos cubrió de dignidad : No hubo acta alguna de rendición en Cerro Corá. Los paraguayos combatieron hasta el fin. Eso hizo que no desaparezcamos como Nación, y luego como Estado, pudiendo así conservar las formalidades de nuestra independencia. En definitiva, los paraguayos tenemos un sentido heroico de la vida, por eso también se apela a estas figuras emblemáticas en momentos importantes de nuestra historia.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!

Ahí está. Altiva. Presente. Desafiante. Radiante. Hermosa. Pública. De todos y para todos. La Facultad de Derecho de la Universidad N...