41- Prof. Alberto Delvalle, un gigante que estuvo entre nosotros.

41-      Alberto Arnulfo Escobar Delvalle. “Prof. Alberto Delvalle”. Ayolas. El creador del Museo de la EBY en Ayolas. Historiador. Poeta. Escritor. Museógrafo. Intelectual. Docente. Nació en Caraguatay, Compañía de San Pedro del Paraná. Nació el 7 de Agosto de 1942 y falleció el 3 de febrero de 2008 en Encarnación. Hijo de Rita Delvalle. Alberto cuyos apellidos correctos son Escobar Delvalle, antepuso el apellido materno como identificación artística. Gran propulsor de labores culturales en la zona sur del país y Ayolas lo tuvo como “hijo dilecto” por más de dos décadas.
Hombre probo, culto, accesible, jamás escatimó su conocimiento y pasión por su patria. Así, se trasladó hasta todos los sitios de batallas principalmente de la Guerra de la Triple Alianza, armando un museo propio que luego habilitó y compartió con todos quienes deseaban enriquecer su formación general.
Nuestro ilustre, a mitad de los años 50, su familia se trasladó a la ciudad de Encarnación. Egresó como profesor de Educación Primaria en la Escuela Normal No. 4 Clementina Irrazábal. En el nivel universitario cursó en la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción, filial Encarnación y egresó como licenciado en Ciencias de la Educación. Una experiencia notable en su vida particular fue participar en la pieza teatral "Lo que se acercaron a Dios". Alberto Delvalle fue un meritorio artista, escritor y poeta.
Señala el material de la UC de Encarnación que “en su más de treinta años de silencioso estudio e investigación se abocó a rescatar imágenes y pinturas sacras de la época jesuítica, y a formar la más rica colección de santería familiar de origen jesuítico del Paraguay, (expuesta en el Museo de la UCI), constituyéndose en uno de los coleccionistas privados más importante del país. Su experiencia lo llevó a ser un experto (empírico) en formación de Museos. Creó y montó el Museo de la Entidad Binacional Yacyreta en Ayolas; el de la Universidad Católica de Itapúa; el de Herrería Funeraria de Santiago y Encarnación; el de la Guerra del Chaco en la Casa de la Victoria de Encarnación y en los restaurados cuarteles de Mcal. López de Isla Umbú, Humaitá y Paso de Patria. Así también los Museos de Coronel Bogado, Carmen del Paraná y el Museo abierto de la Avenida Japón de Encarnación.
Autor de varios libros como “Pueblos de Itapúa, datos históricos”; “Itapúa, Misiones y Ñeembucú, en la prensa nacional 1894-1936; y “Padre Fidel Maíz, datos y un sermón histórico”.
Su trayectoria e investigación, le valió su nombramiento como académico primero y como representante después, de la Academia de Historia Militar del Paraguay; institución dedicada al estudio de la historia militar, y abocada a identificar a personas que con su entrega a la investigación histórica, puedan aportar sus conocimientos a la Historia Militar.
Autor del Himno del Centro Regional de Educación Gral. Patricio Escobar de Encarnación, lo escribió un día histórico para nuestro país, el 1ro de Marzo de 1970. Su fuerte fue la poesía, género literario que cultivó desde el segundo curso de la secundaria. "Cristal" es el título de su primer libro de poesías.
Cultivó asimismo la prosa, aunque en menor escala, una de sus obras fue "Ita Rendy". Fue autor igualmente de libretos para teatros.
Uno de los legados culturales más importantes de Alberto Delvalle es el museo que puso en vida al visitante a través del tiempo y con el fin de lograr dicho objetivo, en "un empeño escrupuloso" recorrió pueblos de Itapúa, Misiones y Ñeembucú, adquiriendo imágenes de la santería familiar jesuita.
En 1983, a instancia de Carlos Puscineri Scala, absorbió valiosos elementos históricos propiedad de Delvalle para llevar adelante el programa medio ambiental para luego desde el 15 de abril de 1984 iniciar sus tareas en la Entidad Binacional Yacyreta.
Alberto Delvalle trabajó directamente con las diversas municipalidades de la zona, restauró innumerables patrimonios como por ejemplo la vieja estación ferroviaria de la ciudad de Coronel Bogado. Entre algunos de sus legados más relevantes se pueden citar al Museo de arte sacro de la Universidad Católica, Campus Itapúa y el Museo de Guerra de la Casa de la Victoria de Encarnación, entre otros. Fuente: Departamento de Comunicaciones (Dc)
El periodista Javier Yubi en una publicación del Diario ABC Color, publicado increíblemente por aquellas extrañas coincidencias el mismo día de la partida de nuestro ilustre de la fecha, explica que para ese entonces el profesor Alberto Delvalle contabilizaba 25 años dedicados a coleccionar muebles antiguos, santos tallados en madera, objetos relacionados a las guerras de la Triple Alianza (1865-1870) y del Chaco (1932-1935), pinturas de héroes y piezas históricas. Se instaló en Itacuá hace una década. Antes vivía en Itá Paso, pero tuvo que cambiarse, porque la llegada de un asentamiento campesino en las cercanías le causó perjuicios. En el mismo reportaje, al ser preguntado Delvalle ¿qué representa para el profesor Alberto Delvalle su museo? “Mi vida. O algo por que vivir. Y también mi suicidio económico. Yo encuentro muy apasionante la historia y a esta edad me dedico no a enseñar, sino a motivar. Espero que la gente que me visite se lleve el aprendizaje de: ‘había sido que’. Y se pongan a estudiar, a investigar para crecer como seres humanos”. Fue el testamento cultural de un grande que estuvo por Misiones y Ayolas lo cobijó como uno de sus hijos dilectos en éste Bicentenario de la patria.

Entradas populares de este blog

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!