Hector Bottino Franco, el hombre que transformó Misiones desde Radio Arapysandú. Misiones jamás fue igual desde la instalación de la radio. Hizo patria y hoy es nuestro ilustre.


113- Emilio Hector Bottino Franco. Pilar - San Ignacio. “El pionero de la radiofonía en San Ignacio”. Es indudable que Hector Bottino fue el que nos enseñó a hablar a muchos misioneros. Así como Augusto Roa Bastos dijo que Rafael Barret enseñó a escribir a muchos escritores paraguayos, nuestro ilustre de la fecha al instalar Radio Arapysandú, la emblemática emisora en nuestra comarca, dio un salto gigantesco en el desarrollo de nuestra zona. Misiones no fue igual a partir de la instalación de Radio Arapysandú en la ciudad que cual si fuera Roma, “todos los caminos conducen a él: San Ignacio Guazú.
Un 28 de mayo de 1944, la comunidad rural de “Yaguarón”, distrito de  Tacuaras lo ve nacer a éste gran radiofonista que tuvo la patria y que engrandeció el audio a través de las ondas hertzianas. Hijo de Andrés Hilarión Bottino Vera, Ex combatiente de
la guerra del Chaco y Ángela Franco Ortiz. Integró una familia de cinco hermanos, entre ellos dos mujeres y tres varones.
A muy temprana edad, tuvo que verse forzado a emigrar buscando mejores horizontes. Pilar lo esperaba con los brazos abiertos. En la capital del Ñeembucú, realizó sus estudios primarios. Las aulas de la Escuela Graduada No. 42 San Miguel lo vio pasear como todo niño bullicioso de esa edad. La secundaria lo realizó bajo la influencia de los sacerdotes Redentoristas. Era en el Colegio Nacional Italiano Santo Tomas.
Hombre de trabajo, emprendedor, luchador, no importaba para él los prejuicios de la época. Así, a los 11 años de edad sin consentimiento de sus padres, pero con el cariñoso apoyo de su madre decide trabajar en horas de la noche en el cine Parroquial a cargo del pa'i “Alcancía”. Denominación popular por el cual se le conocía al Sacerdote Federico Schiavon. Se desempeñaba como ayudante maquinista, ganando rápidamente el cargo de “maquinista proyector”, todo un honor para la época, más aún considerando la edad.
No estaba dispuesto a perder tiempo y así, en sus ratos libres seguía dando duro al trabajo, desempeñándose como electricista con Miguel Ángel Fretes.
A los 17 años con una beca otorgada por los Padres Redentoristas viaja a Asunción a cursar la carrera de Derecho, llegando hasta el tercer curso. Ahí aprovechó para hacerse socio de su inmortal y querido club Libertad.
La añoranza por su tierra hace que vuelva a su querida Pilar, integrándose en el cuerpo de locutores de la prestigiosa ZP 12 Radio Carlos Antonio Lopez. En realidad, la propuesta fue realizada por el mismo director de la emisora y amigo personal suyo Miguel Ángel Rodriguez, una de las voces más brillantes que tuvo hasta la fecha la radiofonía paraguaya.
En la emisora, fue quemando etapas, hasta finalmente llegar a ser Director de la misma, cargo tan apetecido hasta la fecha y que se ganó con mucho merecimiento nuestro ilustre de éste segmento.
Ganador como pocos, “Don Hector”, en el ámbito deportivo fue un baluarte de la confianza de los aficionados, jugadores, compañeros dirigentes, coronándose varias veces campeón nacional con su querida selección de Pilar. Hizo giras por todo el litoral Argentino, ya sea como jugador, director técnico. En el fútbol, se desempeñó como Presidente del club de sus amores: el Capitán Bado, también gumarelo como Libertad. A dicha institución, llevó a concretar tres títulos consecutivos, hazaña nunca lograda por ningún club pilarense hasta la fecha.
Relator deportivo acompañando a los equipos pilarenses tanto en fútbol como basquetbol, recorriendo Sudamérica y parte de Norteamérica relatando encuentros deportivos internacionales.
 Afiliado muy joven al Partido Colorado pasando por etapas muy importantes de la vida política pilarense, siendo también socio vitalicio del club Deportivo Pilarense, Intendente Municipal, en dos periodos entre tantos otros logros.
En Misiones, Don Hector Bottino tuvo el mérito de hacer patria desde la radioemisora Arapysandú. Tentado para instalar en Fernando de la Mora, finalmente eligió San Ignacio Misiones y no se equivocó. Dicha estación acompañó desde 1982 el desarrollo de la región y estuvo en los momentos de gloria y flaquezas de la zona. Un hombre que hizo mucho por la patria desde los distintos ámbitos que participó, ya sea en su zona y en Misiones desde donde hoy le rendimos un homenaje como uno de los hombres más ilustres que Misiones dio a la patria en éste Bicentenario.

Entradas populares de este blog

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!