96- Tte. 1º. Víctor Riveros Arrúa. Villa Florida: el hombre que hizo patria honrando el uniforma de soldado.


96-         Tte. 1º. Víctor Riveros Arrúa. Villa Florida. “El florideño que defendió la patria en el Chaco”. Entre los tantos misioneros que se unieron a la patria en la injusta contienda chaqueña se destaca éste poblador del Portal de Misiones. Justamente en su obra, el Prof. Eduardo Ramírez Bordón se refiere con datos precisos a nuestro ilustre de la fecha. Señala que es hijo de Leonarda Arrúa y Ramón Riveros. Posee tres hermanos. Luego de la Guerra del Chaco, se unió en matrimonio con Facunda Ramírez Bordón y de la misma nacieron cuatro hijos.
Prestó servicios en el Regimiento Piribebuy de Infantería No. 8 desde junio de 1933 a febrero de 1934. También revistó en el Regimiento de Zapadores No. 4 Aquidaban desde el 20 de mayo de 1934.
Actuó en sucesivos ataques a Puerto Betty, acciones preliminares a la gran maniobra de Campo Vía, combates de Falcón, maniobra de Pozo Favorito, sucesivos combates librados en Puesto J, Puesto K y Puesto M.
Acciones diversas presionando sobre el enemigo hasta posiciones frente a Charata. Ocupación de Charata, (Alihuata). Toma de Zenteno. Maniobra por el piquete Buch, Zenteno hasta campo Jordán para la formación del tercer cerco sobre Campo Vía. Vuelta a las antiguas posiciones de Fortín Toledo y ocupación de Corrales, Bolívar, Loa, Jacuyaba, 24 de diciembre y Camacho. Como jefe de patrulla, cayó prisionero a veinte kms. dentro del área boliviana.
                Entre sus aptitudes especiales, se ha hecho acreedor de la admiración de sus tropas, como también de la confianza y consideración de sus superiores por sus sobresalientes cualidades de buen patrullero. Su animosa actividad y su tino en las misiones de patrullajes han puesto de resalto sus condiciones especiales para abrirse paso y orientarse en la maraña de los bosques chaqueños. Siempre ha puesto de manifestó un alto espíritu de abnegación y sacrificio, principalmente en los momentos difíciles, destacándose en el fiel cumplimiento de las misiones que le fueran encomendadas. En los combates frene al enemigo ha demostrado poseer un valor a toda prueba, siendo su presencia de ánimo en los momentos de apremio un ejemplo para sus subordinados. Su entusiasmo voluntarioso con su inquebrantable espíritu lo han situado entre los excelentes oficiales de reserva que tuvo el ejército en campaña. Ascendió a Tte. 2º. el 25 de mayo de 1933 y a Tte. 1ro. El 1 de diciembre de 1934. Falleció el 23 de julio de 2001. Por su lucha en pos de la patria, por su valentía, coraje, espíritu arriesgado y patriotismo, forma parte de nuestra galería de ilustres de Misiones.

Entradas populares de este blog

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!