Luís Gonzaga Pereira, otro de los ideólogos de las Ligas Agrarias Cristianas, desaparecido hasta la fecha.


130- Luís Gonzaga Pereira. Santa Rosa. “Uno de los impulsores de las Ligas Agrarias Cristianas en Misiones”. Es uno de los tantos luchadores que tuvo Misiones y que formara parte de la pléyade de víctimas de la dictadura stronista. Nacido en el año 1935 y desaparecido en la conocida como “Pascua Dolorosa”.
Fue junto a Constantino Coronel, Silvano Ortellado Flores también ilustre nuestro, uno de los ideólogos de las Ligas Agrarias Cristianas. En ese sentido, proponían una educación liberadora con sentido social y donde los hijos de campesinos reciban una educación constructivista de acuerdo a su propia realidad. Para el efecto, fundaron las Escuelitas Campesinas, lo cual no fue bien visto por las autoridades de la época y se inició la dura represión.
Según Rafael Marcial Montiel, corresponsal del diario ABC Color de Asunción, en publicación de fecha, sábado 15 de abril de 2006, “las Ligas Agrarias eran organizaciones campesinas que formaron cooperativas agrícolas y almacenes de consumo. Trabajaban en comunidad haciendo el trabajo de minga y el jopói. El objetivo era elevar el nivel de vida a base de la producción agrícola, el autoconsumo y la comercialización. Periódicamente se reunían para analizar la Biblia y reflexionar sobre aspectos de la vida cristiana. Además, eran contestatarios al régimen de Stroessner. Fomentaron la educación cívica y buscaban fortalecer las organizaciones civiles para el cambio político y social”.
Estas ideas revolucionarias fueron suficientes para que sus miembros fueran acusados de comunistas, y de inmediato el régimen de Stroessner organizó la cruenta represión en las Misiones y en todo el país. El campo de concentración era Abraham Cue, en aquel entonces el batallón de la Delegación de Gobierno, donde los campesinos mujeres y varones recibieron toda clase de atropellos a los derechos humanos.
El régimen no iba a dejar que las ideas de las Ligas Agrarias se expandiera en la región, ni mucho menos permitir el crecimiento económico de las organizaciones. Los dirigentes cuestionaban las acciones del gobierno, más aún las injusticias y la prepotencia de la dictadura. Por eso vino la represión, dejando en consecuencia muerte, desapariciones y el arruino de centenares de familias campesinas.
“Pese a que las Ligas Agrarias fueron desarticuladas, con sus testimonios, han demostrado formación cívica y espíritu de lucha por la libertad a fin de construir una sociedad mejor e instaurar la democracia”, concluye la citada publicación del periodista.
Nuestro ilustre de la fecha, desapareció al ser tomado preso, siendo en consecuencia su caso un claro ejemplo de “terrorismo de Estado”. “Jamás encontramos su cuerpo y hasta ahora seguimos en esa lucha”, fue el testimonio de su hija, la Abog. Agueda Pereira, quien cooperó con gran parte de los datos del ilustre de éste segmento.

Entradas populares de este blog

El moñai de la Laguna San Isidro de Santiago Misiones.

Facultad de Derecho UNP: universidad pública construida por todos!!!